Francia conmocionada

0
80

París.- La dramática doble toma de rehenes que este viernes mantuvo en vilo a Francia tras la masacre del semanario Charlie Hebdo, concluyó con la muerte de tres yihadistas y cuatro rehenes.
Tras varias horas de asedio, la unidad de élite de la gendarmería dio el asalto en Dammartin-en-Goële, a unos 40 km al noreste de París, en la imprenta donde los hermanos Said y Chérif Kouachi habían tomado como rehén a un hombre de 26 años desde la mañana del viernes y que fue liberado en el operativo, según fuentes policiales.
Said y Chérif Kouachi, franceses de origen argelino de 32 y 34 años, presuntos autores de la matanza del miércoles en los locales de Charlie Hebdo que dejó 12 muertos, cayeron bajo el fuego de las fuerzas del orden tras salir de la imprenta disparando con sus fusiles kalashnikov, según la policía.
El asalto que puso fin al periplo de destrucción y muerte de los hermanos Kouachi se produjo a las 15H57 GMT.
El rehén fue liberado sano y salvo, convirtiéndose en testigo crucial de las últimas horas de vida de los extremistas, mientras que un miembro de las fuerzas de élite del GIGN resultó levemente herido, precisó la policía.
Casi al mismo tiempo, moría en otro asalto de las fuerzas de élite un hombre presuntamente vinculado a los dos yihadistas, que había secuestrado a varias personas en una tienda kósher en el este de París, mató a cuatro rehenes e hirió a otras siete personas, incluyendo tres policías, cuatro ellas de gravedad. Algunos rehenes, incluido un niño, fueron liberados sanos y salvos.
El asalto de las fuerzas de intervención comenzó con detonaciones, antes de que varias decenas de agentes ingresaran al supermercado de alimentación judía.
La toma de rehenes fue atribuida por las autoridades a Amédy Coulibaly, delincuente reincidente de 32 años ya condenado en un caso de extremismo islámico y que había conocido a Chérif Kouachi en la cárcel, donde los yihadistas se radicalizaron.
El presidente François Hollande dijo tras el dramático desenlace que Francia supo “hacer frente” pero advirtió que “no ha terminado con las amenazas” que pesan sobre el país.
Desde el atentado contra Charlie Hebdo el miércoles hasta el fin de las tomas de rehenes este viernes, los distintos ataques dejaron en Francia 17 muertos, además de los tres agresores, y al menos 20 heridos.
En Washington, funcionarios norteamericanos revelaron que los dos hermanos estaban desde hace años en la lista negra estadounidense del terrorismo, y que Said Kouachi se había entrenado en el manejo de armas en unidades en Yemen en 2011.

VÍNCULO ENTRE LOS EXTREMISTAS
El presunto secuestrador de la tienda judía era sospechoso de haber matado a una policía y herido a otra persona el jueves en Montrouge (periferia sur de París), según las citadas fuentes.
Los investigadores franceses establecieron la “conexión” entre Coulibaly y los dos autores del ataque al semanario Charlie Hebdo el miércoles.
El canal de televisión Bfmtv reveló que en declaraciones efectuadas antes del desenlace, Coulibaly dijo que su acción estaba coordinada con la de los hermanos Kouachi. Además reivindicó ser del grupo Estado Islámico.
A su vez, Chérif Kouachi declaró antes de morir al mismo canal que fue enviado por Al Qaida en Yemen y aseguró que su viaje a esa nación árabe en 2011 fue financiado por el islamista norteamericano-yemenita Anwar al Awlaki, muerto en ese mismo país en septiembre de 2011 en el bombardeo de un dron norteamericano.
Dijo asimismo que su misión era actuar en Francia por cuenta de Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA), rama de Al Qaida en Arabia Saudita y en Yemen.

Anuncia con Nosotros