Francisco critica en la ONU el sistema financiero mundial

0
100

Su esperada presentación en Naciones Unidas fue la quinta de un papa en la sede de la organización internacional, luego de las de Pablo VI en 1965, Juan Pablo II en 1979 y 1995 y Benedicto XVI en 2008.

Nueva York.- En un histórico discurso ayer ante la Asamblea General de la ONU, el papa Francisco llamó a evitar el «abuso» de los países en desarrollo a través de su «sumisión asfixiante» en el sistema financiero mundial, y denunció el narcotráfico que «silenciosamente» mata a millones de personas.

 

Su discurso tuvo un fuerte acento en lo económico y social, con un reclamo para evitar la exclusión y una defensa del derecho al «techo, trabajo y tierra», pero también pidió un acuerdo «eficaz» sobre cambio climático e instó a respetar la «ley moral» de la «distinción natural entre hombre y mujer», en una alusión implícita a la homosexualidad y la transexualidad.

 

El papa Francisco pidió a los «organismos financieros internacionales velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de éstos a sistemas crediticios».

 

«Lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia», recalcó en español.

Francisco cargó con fuerza contra un flagelo que afecta principalmente a su región, el narcotráfico, que «silenciosamente viene cobrando la muerte de millones de personas».

 

En el área de la política internacional más tangible, dio su apoyo al acuerdo sellado entre Irán y las grandes potencias sobre el programa nuclear de Teherán, calificándolo de «prueba de buena voluntad y derecho».

 

Reiteró además sus «llamamientos incesantes» por los cristianos y otras minorías en Oriente y África, víctimas de yihadistas en Irak y Siria y que «no quieren dejarse ganar por la locura y el odio» de los extremistas violentos.

 

Rezo en Memorial del 11-S

En el Memorial del 11-S en el sur de Manhattan el Sumo Pontífice inclinó su cabeza junto a uno de los inmensos piletones negros del Memorial y luego colocó una rosa en su borde, donde están inscritos los nombres de los muertos.