Francisco Rangel Gómez Juventud motivo de lucha

0
70

En el evento aniversario de la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela se concentró la razón de lucha de este proceso, fue una respuesta viva y absoluta del por qué de este proceso que revoluciona un país, esa razón por la que definitivamente debemos seguir rompiendo paradigmas a favor de las oportunidades y de la justicia social que es premisa y bandera de quienes somos padres, madres, abuelas y abuelos de venezolanos que están formándose para recibir un país superior al que nosotros encontramos.

Es la lucha de un mandatario que ha enfrentado las adversidades que en estos últimos dos años arreciaron para tratar de doblegar la voluntad, a quien le correspondió tomar las riendas de uno de los países con las amenazas internacionales más crudas, proyectadas desde el interior por una inescrupulosa oposición, sedienta de poder, que ha demostrado la raíz apátrida capaz de revertir de un zarpazo las grandes victorias de este proceso social de dignidad y reivindicación popular.

 

Este es un proceso de inclusión que ha tocado todos los grupos humanos, desde los niños y niñas hasta los abuelos son parte fundamental de los planes en desarrollo, la necesidad de cada uno es inspiración para mejorar, ‘meterle al loco’ para dar con la solución. Ensayos y errores son parte imprescindible de esta gran aventura por abrirnos a la necesidad imperante de hacernos una sociedad solidaria, responsable del destino de los hijos e hijas de esta tierra maravillosa que tiene un inagotable potencial por desarrollarse, en el que debemos seguir trabajando.

 

Es la garantía para el futuro que hoy se forma como mujeres y hombres republicanos, por quienes hay un líder y un equipo de trabajo buscando oportunidades, alianzas estratégicas con países definitivamente hermanos que nos tienden la mano cuando el asedio imperial imparte los mecanismos desestabilizadores de la economía, promotores de los estallidos sociales… caldos de cultivo que justificarían el avance de tropas extranjeras.

 

De todos los delicados frentes bajo nuestra custodia ahora se suma la imperiosa necesidad de proteger la frontera del vecino que creemos hermano, pero que por años desangró lo que con tanto esfuerzo obtenemos para el beneficio de nuestro Pueblo, sigue siendo el petróleo y sus derivados la manzana de la discordia que nos debe mantener alertas ante tantos y reiterados ataques a los venezolanos que amamos y creemos en nuestro país.

«Yo no me quejo» dijo Nicolás Maduro frente a esos miles de jóvenes, con la misma claridad de un padre que habla con sus hijos acerca de lo que significa sostener un gran hogar para ellos, con la esperanza de que aprovechen la oportunidad y salgan adelante con las herramientas procuradas… pero reconozcamos cuán duro le ha tocado mantener a salvo del enemigo el futuro que todos esos jóvenes y las siguientes generaciones devenidas de ellos, encontrarán en una patria verdaderamente independiente, alejada de las garras imperiales, con educación y trabajo para todos.

 

Debemos mantenernos alertas, compartir la gran responsabilidad de defender nuestra Patria y sus recursos, reiterar el respaldo al Gobierno Nacional por todas las políticas concebidas para proteger los intereses del Pueblo, la tan preciada Soberanía y la Independencia que nos seguirá costando enemigos gratuitos, intentos desesperados por desestabilizarnos, y los golpes suaves que seguiremos descifrando.

¡Viviremos y venceremos!
@rangelgomez