Franco: “La clave fue la actitud y determinación”

0
152

Cerrar con una victoria digna de Copa Libertadores, era el objetivo de los negriazules la noche del martes ante Club Atlético Huracán, por la jornada seis del Grupo 3, y se consiguió. Una brillante actuación grupal, más dos golazos de Zamir Valoyes y otro de Rafael Acosta, fue parte de la grata noche negriazul.

Antonio Franco, director técnico del equipo negriazul, sabe que el resultado obtenido es fruto del trabajo que se viene realizando y que tiene mucho valor, aunque no fuese para trascender. Conseguir una victoria era importante para el equipo y se logró.

«El respeto de un equipo venezolano que pudo hacer buen papel en copa, iba a ser importante, eso motivó al jugador y lo demostró con temple dentro de la cancha. Saber que el Cachamay es imbatible. Poco a poco empezamos a construir ese Mineros que todos queremos ver», comentó el técnico.

Franco aseguró que disfrutaron al máximo el triunfo, pero hay que pasar la página y concentrarse en el torneo local, porque hay un partido importante que enfrentar ante Atlético Venezuela, el sábado. Sin embargo destacó, «la clave fue la actitud y determinación que han tenido estos jugadores para salir al campo, darlo todo y hacer buen fútbol para contagiar al pueblo guayanés».

Las dos victorias que acumula Mineros de Guayana son un envión importante para el plantel de Antonio Franco, que ahora se enfoca en pelear por un cupo a la Copa Sudamericana, cuando juegue el octogonal final del balompié nacional. Aunque no ha sido la mejor temporada para el equipo, aún hay objetivos que perseguir y el grupo lo tiene bien claro.

Franco ha llevado un mensaje de motivación al equipo, donde le hace saber a los jugadores que todos son piezas importantes y esenciales en el plantel, «no solo los canteranos sino los de jerarquía». Ante Huracán, jugadores habituales no pudieron estar, por lesión, y los jóvenes que salieron al campo dieron la talla.

«A los que le tocó, lo hicieron de la mejor manera. La motivación de este partido pasaba por dignidad, honor, orgullo, sentir los colores, quedar en el mejor puesto posible de los equipos venezolanos, de ganar en casa a equipos internacionales, ante un gran rival que se estaba jugando la clasificación», cerró.