Frederick: “Alimentos continúan desaparecidos de los anaqueles”

0
70

«Desde el cierre de la frontera con Colombia, el pasado 21 de agosto, papel sanitario, pañales, champú, jabón, leche, carne, café, azúcar, pasta y harinas de maíz y trigo continúan desaparecidos de los anaqueles del estado Bolívar, obligando a los ciudadanos de los once municipios a realizar prolongadas y agotadoras colas en los supermercados y abastos para adquirir los productos a precios regulados», así lo dijo la diputada del Consejo Legislativo del estado Bolívar, por Acción Democrática (AD), Nelly Frederick.

Para la parlamentaria, el cierre de la frontera tampoco ha incidido positivamente en la desaparición de los «bachaqueros», quienes, al parecer, continúan multiplicándose en cada rincón del estado.

 

«El cierre de la frontera ha pasado de ser una medida efectivista en contra del contrabando de alimentos, a convertirse en una trágica odisea para los residentes de estas zonas, a quienes el Estado venezolano les ha violado sus derechos humanos y conculcado sus derechos civiles y políticos».

 

Frederick destacó, pese a la elevada militarización de los estados Zulia, Táchira y Apure, que el contrabando de alimentos y de hidrocarburos al vecino país no ha cesado en la zona, con la anuencia de efectivos militares, que cobran elevadas sumas de dinero por permitir su paso evidenciando el fracaso de la medida, que calificó de «show mediático».

 

A juicio de la diputada, para lo único que ha servido el cierre de la frontera «es para dejar constancia que tenemos una de las Fuerzas Armadas Nacionales menos honestas del continente y un gobierno que lo único que ha potenciado es la división de familias enteras y la xenofobia entre pueblos hermanos «.

 

Reveló que el problema de la escasez de alimentos en el país no es culpa de los colombianos de Táchira y Apure, los guajiros de Maracaibo o los brasileros que ingresan a Santa Elena de Uairén y Puerto Ordaz, mucho menos de los trinitarios que frecuentan Güiria; «el problema es la falta de producción nacional, la cual no logra satisfacer la demanda del país, tras más de 17 años de destrucción progresiva del aparato productivo venezolano».