González considera que gobierno regional y municipal debe aplicar seguridad en las colas

0
51

La concejal de Acción Democrática ante el municipio Caroní, Aida González, aseveró que la solución a la violencia que enfrentan los guayaneses en las colas recae tanto en el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, como el alcalde del municipio Caroní, José Ramón López, quienes pueden sancionar a los funcionarios policiales que fungen como vigilantes privados.

«Tanto el gobernador del estado Francisco Rangel Gómez como el alcalde de Caroní, José Ramón López, son los responsables de la violencia que se registra en las colas de alimentos y productos de primera necesidad en el Municipio Caroní. Esta situación ha llevado la muerte de dos personas cuando compraban mantequilla y pasta en un abasto de San Félix», así lo dio conocer la concejal de Acción Democrática ante el Concejo Municipal de Caroní.

La dirigente blanca señaló que ambas autoridades han hecho caso omiso ante las constantes denuncias efectuadas por las comunidades organizadas, quienes han observado la creciente violencia de los bachaqueros, «como demócratas estamos en contra de la aplicación de mecanismos de racionamiento para nuestra población, ya que siempre hemos considerado que el problema de fondo en la escasez es falta de asignación de divisas para comprar los repuestos, insumos y materia prima a los empresarios venezolanos, lo que ha desencadenado la destrucción progresiva de nuestro aparato productivo; sin embargo frente a la falta de controles que han conllevado a la pérdida de vidas humanas debemos elevar nuestra voz de alerta».

VOTO CASTIGO

Frente a este cúmulo de violaciones de derechos humanos, González instó a la población a aplicar el voto castigo en las venideras elecciones parlamentarias, con el fin de impulsar una Asamblea Nacional del pueblo y para el pueblo, de la mano de los candidatos de la unidad democrática.