Grupo armado robó en Jardines del Orinoco

0
252

Sujetos armados ingresaron al cementerio privado Jardines del Orinoco, ubicado en la vía Cambalache, UD 276. A punta de pistola sometieron a los vigilantes y luego los encerraron en uno de los baños.

Eran las 9:30 de la noche del viernes, cuando los tres hombres fueron sorprendidos por varios hampones, quienes bajo amenaza de muerte los llevaron hasta uno de los baños.


Allí los amarraron y los dejaron encerrados, seguramente los maleantes tenían todo fríamente calculado, pues rápidamente procedieron a desactivar las alarmas y cámaras de seguridad del lugar.

Rompieron las cerraduras de los depósitos, cargando con todo lo que estaba a su paso. En el área administrativa violentaron una de las ventanas para ingresar a las oficinas.

Entre los implementos y materiales que lograron llevarse, figuran cinco computadoras, nueve termos de agua, dos carretillas de albañilerías, cuatro desmalezadoras tipo bastones, una máquina de soldar, dos señoritas de cadenas de dos toneladas, un taladro percutor, dos impresoras, una fotocopiadora, entre otras herramientas, todo valorado en aproximadamente 2.500.000 bolívares.

SEGUNDO ROBO EN EL AÑO

Este es el segundo robo perpetrado en el recinto, el 22 de marzo los amigos de lo ajeno se llevaron la batería de un carro fúnebre y varios implementos de construcción. Jorge Martínez gerente de operaciones, indicó que esta vez los maleantes aplicaron el mismo modus operandi, por lo que sospecha que fueron los mismos delincuentes los que volvieron a cometer el robo.

La Brigada Contra Robo y Hurtos del Cicpc, comenzó las averiguaciones en torno al caso.

GARANTIZAN SERVICIO

El ingeniero Jorge Martínez, informó que están implementando un servicio de emergencia para garantizar la debida atención a los visitantes que acudirán hoy día de las madres. Destacando que deben tener en cuenta que el servicio no va a ser el mismo que prestan diariamente, debido a la falta de implementos, como termos para el suministro de agua.

LLAMADO A LAS AUTORIDADES

Jorge Martínez hizo un llamado a las autoridades policiales para que realicen el patrullaje policial correspondiente. «Estamos de manos atadas, ante la delincuencia», «los vigilantes no pueden utilizar armamentos, por eso los maleantes se aprovechan». «Necesitamos apoyo policial, que garantice que el hampa no volverá a entrar en las instalaciones, puntualizó».