Grupo de hampones liquidan a joven en miniteca para robarlo

0
397

Aunque los dolientes aseguran que el móvil responde a un robo, los agentes de la policía científica se mantienen pesquisando tras una hipótesis de cruda venganza.


La noche trascendía con total normalidad en el sector Brisas del Sur, en San Félix. Aunque esas fiestas clandestinas nunca traen nada bueno y los lugareños por lo general están en contra de las mismas, esta vez había pasado la media noche y solo se oía el retumbar de la música por todo el barrio.

Cerca de las 4:00 de la mañana de este domingo, lo que inició como una fiesta entre jóvenes que solo buscan diversión “a su modo” se convirtió en un festín de plomo.
Múltiples detonaciones se propagaron en la comunidad y pese a los altos decibeles de música, los presentes quedaron atónitos con lo sucedido. Pues fueron testigos de un suceso que por poco, se convierte en doble homicidio.

Tal cual. Un joven muerto y otro herido fue el saldo que dejó la visita de un grupo de criminales que irrumpieron en el festejo y con toda alevosía accionaron el gatillo de sus pistolas, contra dos de los presentes.

Probablemente la arremetida pudo dejar más heridos pero el plan macabro se ejecutó solo en contra de dos víctimas y es por ello, que los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) abrieron la investigación para dar con las causas reales que llevaron a este par de hombres a ser “presas” del grupo de sicarios.
Presuntamente, los tipos llegaron en actitud sospechosa pero a nadie le dio tiempo de resguardarse de lo que podría pasar. Uno de los fulanos se acercó directamente hasta donde estaba Franklin

Díaz, de 31 años, y le exigió la entrega de sus pertenencias.
A esa hora de la madrugada ya los tragos habían causada efecto en los involucrados, las víctimas al parecer se resistieron al robo e intentaron hacerle frente a los tipos. Esto fue el detonante que preliminarmente se manejó en la escena del crimen, los bandidos se enardecieron y no dudaron en plomearlos.

A Franklin no le dio tiempo de nada, cuando intentó protegerse de la acechanza de su adversario recibió un tiro en la cabeza que lo dejó neutralizado en el suelo.
La otra víctima recibió un tiro en el intercostal izquierdo pero corrió con un poco más de suerte que el hoy occiso. Díaz quedó sin signos vitales en la escena del suceso, mientras que el herido, Eliezer Díaz (23) fue trasladado hasta la emergencia del hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo donde pudo ser atendido de forma inmediata.
Hasta el cierre de esta edición la condición de Eliezer era delicada y se mantenía bajo total supervisión médica.

Inspección técnica

Comisiones mixtas de la Policía del Estado Bolívar (PEB) y del Cicpc se desplegaron por el perímetro para rastrear el escondite del grupo de asesinos que al parecer, son del mismo barrio. No obstante no hubo novedades.