Guayana Sonríe avanza a paso firme

0
176

Guayana Sonríe es una institución sin fines de lucro, dedicada al restablecimiento de las malformaciones originadas desde el embarazo, provocando deformaciones en el área bucal de los niños.

La presidenta de la fundación y doctora especialista en labios leporinos, María Eugenia Guevara, explica que la organización es sin fines de lucro. Los especialistas en cirugía bucal vienen desde Caracas, Margarita y Coro. Su participación en este proceso es meramente social, no hay un interés lucrativo de por medio.

Guevara sostiene que el financiamiento de todos los gastos, en cuanto a medicinas, utensilios, materiales quirúrgicos y traslado del personal médico, viene originado gracias a los aportes que dan los patrocinantes, tales como: Aserca a través de su fundación (alas solidarias), en la cual se encarga de trasladar a los doctores desde su destino hasta Puerto Ordaz.

Roraima In press, farmatodo y farmarket, dedicados a suministrar los medicamentos necesarios para hacer las cirugías. El hospital militar de Puerto Ordaz por brindar las instalaciones para realizar las intervenciones quirúrgicas y la hospitalización requerida para el mejoramiento de los jóvenes.

Guevara afirma que existen muchas empresas dedicadas a esta gran labor, pero por cuestiones ajenas a los doctores, desearon mantener el anonimato y seguir aportándoles a los niños la felicidad de volver a sonreír sin miedo.

Esta labor cada día cobra mayor importancia, instala sus bases en la felicidad de quienes padecen de esta malformación. Los doctores, aportadores de esta fundación, reposan las responsabilidades del mantenimiento de esta bella iniciativa a los patrocinantes y a fundaciones como el doctor Yaso que cada día cobra mayor vigencia en los corazones guayaneses.

«Sin la intervención y ayuda de los patrocinantes esta organización no pudiera funcionar, ellos son las bases que mantienen firmemente los procesos quirúrgicos que constantemente hemos hecho. Ellos son en gran parte responsables de esta iniciativa que le devuelve a muchísimas familias la alegría a ver a sus hijos sonreír sin miedos».

DOCTORES AL SERVICIO SOCIAL

Un grupo de profesionales, entre ellos involucrados María Eugenia Guevara y Mariannela Fuenmayor son parte importante de esta fundación. Utilizan cuatro días de su jornada para dedicarse atender a los niños que tienen esta malformación.

«Nosotros al igual que nuestros colegas mantenemos firmemente la vocación por ayudar a los niños de Guayana, forjadores de este país. Es gratificante saber que un niño puede volver a sonreír sin miedos a ser señalado o juzgado. Esta malformación también afecta la parte auditiva y oral del niño», aseguraron los doctores.

ORÍGENES

Los niños que nacen con malformaciones en el área bucal, llamados comúnmente «labios leporinos» son quienes mayormente, en la etapa de su gestación, presentaban desnutrición, falta de medicamentos para el desarrollo de su embrión e incluso la contaminación que pudiera haber recibido la madre en el área donde transcurrió sus nueve meses.

La doctora Guevara asegura que muchos de los niños que presentan este tipo de malformaciones generalmente provienen de lugares con pocos recursos, pues las condiciones en donde se desarrolle la madre y los alimentos que ingiera dependerán de las malformaciones que traiga el feto.

«Muchas veces las madres primerizas desconocen de esta situación. No saben la importancia de ingerir medicamentos como Ácido Fólico y vitaminas que conlleva a la nutrición del bebé, ingerir alimentos proteicos que mantengan a los niños saludables para su desarrollo es fundamental», puntualizó Guevara.

Este problema social lleva a muchas mujeres, amas de casa y trabajadoras que están en estado a mantener la consciencia de la importancia que conlleva la nutrición, limpieza del ambiente y del lugar donde transcurra sus nueve meses para que los niños no sufran esta malformación en el momento de su creación.

GUAYANA SONRÍE ESTÁ EQUIPADA

El personal que integra esta fundación asegura que los materiales requeridos para la próxima jornada ya están asegurados. Cuentan con todo los utensilios pre y pos operatorio, medicamentos y las herramientas para hacer las respectivas cirugías a los niños de escasos recursos.