Guayaneses en fin de año no tendrán su tradicional cena navideña

0
3236

Con “mucho esfuerzo” los guayaneses lograron realizar “a medias”  la cena de Nochebuena para no perder la tradición familiar, no obstante, para este 31 de diciembre, último día del año 2017 las cosas están mas difíciles y alguno no harán la comida que acostumbraban.

En una encuesta realizada por el equipo reporteril del Diario de Guayana, con una muestra de 5 personas en que 3 de ellas manifestaron que no cenarán con los platos tradicionales y el resto simplemente no lo hará.

Alternativas

Para no perder la costumbre de la reunión en familia para agradecer por un nuevo año en unión, los guayaneses harán la cena de Fin de Año, sin embargo, no contará con sus especies principales como lo son las hallacas, el pan de jamón, la torta negra, el asado de pernil, las uvas y la bebida de ponche crema para el brindis.

Todos estos productos son difíciles se costear y ante una hiperinflación que deja sin posibilidad alguna de adquisición para estos últimos días de la época decembrina, los ciudadanos condicionados por esta “condición país” han descartado seguir con la tradición de la comida navideña.

Nelson Blanco expresó que la comida para la noche del 31 será pechugas horneadas con yuca y sin es esta a su alcance, un poco de ensalada.

Otros siguen este ejemplo y cocinarán un arroz salteado con pollo y carne, un pollo asado o una mini parrilla.

Las cuentas no dan

El presupuesto de los guayaneses para este último mes es “insuficiente” para preparar la cena como años anteriores. Con un sueldo mínimo de 177.507 bolívares, no les alcanza ni comprar un pollo entero que oscila entre los 300 mil y 400 mil bolívares y un kilo de carne de res esta en 200 mil Bs.

Un kilo de pimentón y cebolla llegaron a la cifra escandalosa de 200 mil bolívares, estos ingredientes forman parte de la elaboración de la tradicional hallaca. Y en lo que respecta al pan de jamón, este se halla entre los 200 mil y 350 mil bolívares.

Estos montos han obligado a los ciudadanos a no poder seguir con sus costumbres culinarias y dejan a algunos en un estado de desanimo por la situación actual.

Dormir en vez de cenar

Varios de los guayaneses expresaron que al no tener para realizar la comida para el Fin de Año, pasarán la noche durmiendo o en sus casas viendo la televisión. Estas acciones son obligadas por la crisis económica que azota el país, es por ello, que esperan que el próximo año sean de mayor bonanza.