Guayaneses hacen guardia en las gasolineras de Puerto Ordaz

Gigantescas colas de vehículos congestionan los alrededores de las diferentes gasolineras de Ciudad Guayana, donde el irregular suministro de combustible por parte de PDVSA ha generado angustia y molestias en la población.

0
1200

Gigantescas colas de vehículos congestionan los alrededores de las diferentes gasolineras de Ciudad Guayana, donde el irregular suministro de combustible por parte de PDVSA ha generado angustia y molestias en la población.

Frustración y angustia es lo que se siente en las colas de la gasolina

La crisis del combustible se ha ido agravando en los últimos días, al punto de que este viernes cientos de guayaneses debieron hacer guardia en las estaciones de servicio de Puerto Ordaz, a la espera de que llegara una gandola con gasolina para poder surtir sus vehículos.

Las bombas de la avenida Fuerzas Armadas, redoma La Piña, Castillito, avenida Las Américas y Villa Africana se vieron abarrotadas por completo, por conductores que no se resignaron a que estuvieran cerradas, sino que empezaron a hacer filas desde muy temprano con la esperanza de que llegaran los camiones cisternas de PDVSA.

Los conductores hacen guardia en las bombas mientras esperan la posible llegada de una gandola cisterna

Calor, sed, frustración y desesperanza es lo que se siente en estas colas, a las que ahora se suma la incomodidad de que no aceptan billetes de 100 bolívares, con lo cual el efectivo en las manos de la población es casi inexistente para pagar la gasolina, ya que el papel moneda del nuevo cono monetario no ingresaron a la economía el jueves 15 como lo prometió el Gobierno Nacional.

La mayoría de las gasolineras de Puerto Ordaz estuvieron sin combustible buena parte del día viernes

Isleros que declararon bajo la condición de anonimato, explicaron que antes PDVSA surtía un promedio de tres gandolas diarias a cada estación de servicio, pero ahora a duras penas llega una unidad o a veces ninguna, lo cual ha colapsado el parque automotor de Ciudad Guayana pues no es suficiente para cubrir la demanda.

Al parecer, la situación no hará más que empeorar en los próximos días, pues no se conoce si PDVSA o directamente el Gobierno Nacional tienen previsto poner en marcha un plan de contingencia para cumplir su responsabilidad de garantizar el combustible que requieren el transporte particular y el público.