Guerra entre bandas dejó un muerto y dos heridos

“Esos son unas cobradores de vacuna”, repetían los habitantes a los efectivos de la Policía del Estado Bolívar (PEB) que arribaron a la escena del crimen.

0
1561

Ciudad Bolívar.- En las inmediaciones de unos galpones -en proceso de construcción- se fueron desplomando uno a uno.

“Esos son unas cobradores de vacuna”, repetían los habitantes a los efectivos de la Policía del Estado Bolívar (PEB) que arribaron a la escena del crimen.

Un muerto y dos heridos fue el desenlace de una confrontación entre bandas enemigas registrada a las 11:50 de la mañana de este viernes.

El cruce de balas tuvo lugar en la vía principal del puente Angostura, adyacente al Hotel Orinoco del municipio Heres.

Kenedi José Fuenmayor Cedeño, de 34 años, no salió airoso de la arremetida: la puntería de sus oponentes fue tan certera que no permitieron su traslado a ningún hospital.

El Polanco de La Lorena, como según lo apodaban, dejó de respirar al instante.

Jefferson Jesús Flores Rodríguez, de 19 años, logró sobrevivir y en una ambulancia de los Bomberos Municipales fue trasladado hasta el Complejo Hospitalario Universitario Ruiz y Páez; allí lo atendieron con un tiro en el abdomen.

Jhonatan Gascón, de 25 años, tampoco escapó de los proyectiles y por medios particulares ingresó al Ivss tras presentar tres orificios; uno en el pecho, brazo derecho y una de sus manos.

Sin rastros

Aunque comisiones mixtas del Centro de Coordinación Policial (CCP) La Sabanita y Agua Salada “peinaron” la zona, los esfuerzos fueron infructuosos: no lograron ubicar a los homicidas.

Testimonios de los vecinos dieron cuenta a las autoridades de que las pandillas se disputaban el control de la plaza.

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se apersonaron al escenario del tiroteo, escucharon el relato de los testigos y levantaron los restos de Kenedi.

En el órgano detectivesco confirmarán por medio del Sistema Integrado de Información Policial (Siipol) si el occiso y sus compinches presentan algún registro o solicitud ante la justicia.

Por ahora aguardan por la recuperación de los jóvenes, allí pudiera estar la clave para dar con el paradero de sus adversarios.(Isabel Mendoza Hernández|Foto: Jhonatan Díaz)