Habitantes claman mejoras para Toro Muerto

0
98

Lo que comenzó como un proyecto urbanístico adyacente a la avenida Loefling en Puerto Ordaz, cuarenta años más tarde, se ha convertido en una verdadera odisea para más de 10 mil habitantes, quienes en busca de «brindar un hogar a sus hijos», optaron por tomar una extensión de terreno para construir sus viviendas.

Hoy en día, desborde de aguas negras, insalubridad, mala vialidad, falta de alumbrado, entre otras precariedades, abundan en el sector Toro Muerto. Jorge Salazar, habitante, aclaró que «la protesta realizada por algunos residentes a la altura de la Unexpo no solucionó nada, sino que empeoró la situación».
Mientras tanto, Héctor Lugo, miembro administrativo del consejo comunal «Paz del Río», comentó que «todas las áreas que componen al sector se encuentran abandonadas, en especial el casco histórico». Así mismo, solicitó que las autoridades regionales se aboquen a solucionar las distintas problemáticas.
«Aquí hay varios desbordes de aguas servidas porque los pozos sépticos llegaron a sus límites», declaró José López.
El representante ante la comunidad también hizo un llamado a las fuerzas policiales para que implementen el Operativo Liberación del Pueblo (OLP) con el objetivo de reducir las actividades delictivas dentro del sector, por ser considera como una «zona roja».