¡Hágase la luz!

0
111

En un túnel sin salida se encuentran convertidas las avenidas De Los Trabajadores y Leopoldo Sucre Figuerella, luego de que algunas bombillas que fueran hurtadas por «roba cables», o en otros casos, llegaran a su punto final. Estacionarse, e incluso, quedarse varado a causa de alguna falla vehicular a altas horas de la noche, puede costarle la vida a más de un ciudadano.

El incremento de «robo a mano armada» o tipo «emboscada», siguen siendo los métodos más utilizados por los delincuentes que, al notar la caída de la tarde, se apostan en los alrededores para esperar a sus víctimas. No solo esta arteria vial, que comunica a la ciudad con otros municipios, se ve afectada, puesto que la vía que conduce a las empresas básicas, también se une a la larga lista de denuncias de los habitantes.

Estas carreteras son transitadas por conductores. La mayoría de ellos se encomienda a Dios para que no se le cruce ningún «obstáculo» en el camino, sin embargo, algunos siguen manejando temerosamente. La colectividad se queja de la falta de conciencia de las instituciones encargadas de estas tareas, pues no han actuado eficientemente en la solución de este problema.

A cualquiera le puede pasar
Las malas noticias que guardan estas avenidas son de distintas naturalezas. Una de las más recientes, la muerte de un joven que, luego de que su vehículo presentara fallas mecánicas en la avenida Sucre Figuerella, adyacente a la represa Macagua, y mientras trataba de solucionar su problema, fue abordado por varios sujetos que intentaron despojarlo de sus pertenencias.

Este hecho conmocionó a la ciudadanía, quienes mediante el uso de las redes sociales, repudiaban este hecho violento. Sobre todo, porque es una situación común en la que cualquiera puede estar.

Lo mismo ocurre en la avenida Guayana, específicamente en las adyacencias al Club Náutico Caroní, ya que la oscuridad del tramo y el mal estado de las vías también han originado hechos lamentables.

La exigencia es colectiva: que alumbren las calles y las asfalten. No se trata simplemente de que la ciudad luzca «bonita» en Navidad o en época vacacional, sino que no sean una «guillotina» para quienes hacen vida en sus alrededores.

Ampliar el plan de «embellecimiento»
Nuevamente, el «pitazo» es para la Corporación de Servicios Patrióticos Sociales, especialmente para el director Néstor Petit, para que incluya en sus planes de «embellecimiento» el alumbrado público de las principales avenidas y la refacción de las mismas, ya que tanto los conductores de vehículos particulares como del transporte público acortan la vida de sus unidades por el descuido del mantenimiento.