Hallan dos cuerpos maniatados y vendados en Ciudad Bolívar

Los uniformados atendieron el llamado de la denuncia y al arribar al sector fueron guiados por los mismos vecinos del barrio Los Báez, quienes ya manejaban la información sobre el hecho

0
1236

Aunque los cadáveres fueron localizados en sitios distintos dentro de la capital del estado Bolívar, las características de los casos son muy similares. Por lo que desde el viernes en la tarde, comisiones mixtas de diferentes cuerpos de seguridad se desplegaron por la entidad en busca de los responsables.

Eran casi las 5:00 de la tarde del viernes cuando una llamada anónima alertó a los oficiales del Centro de Coordinación Policial (CCP) José Antonio Páez sobre el hallazgo de un cuerpo en las cercanías de la manga de coleo, en Ciudad Bolívar.

Los uniformados atendieron el llamado de la denuncia y al arribar al sector fueron guiados por los mismos vecinos del barrio Los Báez, quienes ya manejaban la información sobre el hecho.

La escena era escabrosa. El cuerpo estaba maniatado y yacía en posición decúbito ventral, presuntamente le dieron muerte a tiros en otro lugar y posteriormente usaron ese matorral del sector como sitio de liberación. Tenía el rostro vendado y evidenció heridas de bala en diversas partes del cuerpo.

Para el momento de la inspección técnica no se hallaron documentos personales del occiso por lo que hasta ahora no ha sido identificado, vestía un “blue jeans” con camisa azul oscuro y calzaba zapatos de cuero, color marrón. Tez morena de aproximadamente 30 años.

EN LA PERIMETRAL

No transcurrió mucho tiempo y las comisiones estaban aún en Los Báez, cuando habitantes del sector campesino Los Caribes, ubicado en el kilómetro 5 de la autopista Perimetral, en Ciudad Bolívar, localizaron otro muerto amarrado y con el rostro vendado.

El contingente azul se dirigió hasta el referido lugar y pudo constatar la información, en una zona boscosa del sector El Chaparral de la mencionada comunidad, yacía un cadáver con heridas de bala a la altura de la cabeza.

Este occiso también reposaba en posición decúbito ventral, tenía el rostro cubierto con telas y las manos amarradas. Inmediatamente los oficiales presumieron que podría estar vinculado con el otro muerto.

Tampoco tenía documentos que aportaran su identificación, era moreno de unos 28 años aproximadamente, vestía pantalón azul y una camisa manga corta de color blanco. Estaba descalzo.

Detectives del Cicpc arribaron a los sitios de los hallazgos y en ambos casos no se hallaron evidencias en el sitio, de lo que se presume que fueron asesinados y luego abandonados. Podrían estar vinculados ambos crímenes pero hasta ahora siguen trabajando en la investigación.