Hasta 8.000 bolívares cuesta una masa de maíz pilao

0
903

Por el alto costo de la materia prima (maíz), los precios han incrementado pero  las ventas han disminuido.

En la mesa del venezolano, sobre todo para el desayuno, no puede faltar la “rica arepa”, sin embargo, con la escasez de productos que se ha vivido en los últimos años en el país, el consumirla se ha vuelto un “lujo”.

Para seguir manteniendo esta tradición, la población ha tenido que valerse de alternativas para seguir disfrutando de este alimento, es por ello, que una opción “económica” al bolsillo era la obtención de la masa de maíz.

Actualmente el usuario debe cancelar hasta 8.000 bolívares para obtener el producto, o simplemente les toca “pasear” por la ciudad en busca de un costo solidario a la “cuenta”.

400 mil un saco de maíz

Recorriendo varios sectores de Guayana, se pudo constatar que son pocos los “puestos” de vendedores que ofrecen esta opción.

En los negocios donde se pudo visualizar la presencia de este rubro, los precios estaban entre los 4.000 y los 8.000 Bs.

Vendedores aseguran que han tenido que subir el costo de la misma debido al alto precio en que esta el saco de maíz, pues se consigue entre los 300 y 400 mil bolívares.

“Antes vendía alrededor de 30 masas diarias, ahora solo llego a vender 15 que equivale a un total de medio saco por semana aproximadamente”, así lo expresó una vendedora en San Félix.

Por su parte, Junior Martínez,  un vendedor de Los Olivos, también expresó que antes vendía 30 diarias y ahora solo vende 15 masas. Mencionó que el precio actual es de 3900 bs.

Recalcó que a diario tiene que tratar de venderlas todas, ya que el tiempo de vida de la masa es de tres días.

Ambos aseguraron que muchas personas han dejado de vender porque ya casi no es rentable, los costos aumentan y las ventas disminuyen.

Esta situación ha causado que habitantes estén con “las manos en la cabeza”, puesto que cada día el acceso a los productos de primera necesidad, como la comida, se haga menor.

Maíz Raspao

Por otro lado, aseguraron que a pesar de que hay otras alternativas como la masa de maíz “raspao”, no lo usan porque requiere de más materiales y trabajo.