Hasta 90.000 mil se paga por un kilo leche

0
787

Ciudadanos buscan otras alternativas como comprar  leche de chiva o de vaca.

Uno de los productos de la cesta básica más buscados en el país es la “leche” en cualquiera de sus presentaciones.

Pero con el constante incremento en los precios, ocasiona que esta aparezca  y desaparezca de los mostradores de supermercados, bodegas y de los llamados “bachaqueros”.

Luego de una larga “escasez”, apareció nuevamente pero a un precio exorbitante que “golpea el bolsillo” de los venezolanos.

Actualmente en los grandes, medianos y pequeños negocios se puede presenciar la venta regular de este rubro.

En varios negocios de la ciudad se verificó que un litro de leche líquida cuesta entre 12.000 y 12.500 bolívares sin importar la marca, mientras que la de larga duración se encuentra en 15 mil bolívares.

Entre un negocio y otro el costo no varía, pues de acuerdo a lo expresado por algunos locatarios lo venden  al precio justo  que marca el envase.

En polvo

La principal opción de compra para los usuarios es la obtención de la leche en polvo, sin embargo, esta presentación muy poco es ofertada en los locales.

Por otro lado, en los lugares donde se puede conseguir que es en las adyacencias del mercado de San Félix y Puerto Ordaz los revendedores ofrecen la bolsa de un kilo en  90 mil.

De igual manera se constató que los llamados también “bachaqueros” ofrecen el producto de las bolsas del Clap y el Mercal -distribuidos a un precio cómodo- a un monto más elevado del normal.

Opciones

Debido al alto “costo” que debe pagar una persona para obtener la leche en polvo, ciudadanos han tenido que optar por otras alternativas como comprar la leche de chiva o de vaca.

En la actualidad el costo de la leche de vaca de 2 litros la ofertan en 12.000 bolívares.

Otra de las opciones que se consiguen es una presentación de la marca Villa Láctea -una mezcla de sólidos lácteos, minerales y vitaminas- que rinde un litro en 10.000 bs.

Leche materna

De acuerdo a lo expresado por varias ciudadanos, tienen que hacer “maromas” para preparar el alimento de sus hijos, mientras unas compran al precio que la consiguen otras todavía optan por darle “leche materna” o usan agua de arroz como suplemento.