“Hay testigos de que lo mató un motorizado de la PEB”

0
100

Pasadas las 9:00 de la noche del viernes, un joven de 24 años fue ultimado en la calle Orocopiche del sector Las Batallas, en San Félix. Familiares y testigos oculares culpan a un efectivo de la Policía del estado Bolívar (PEB) de haber accionado el arma que lo mató. Sin embargo, la óptica policial dictamina la caída de un azote del barrio.
Versiones preliminares señalaron que un vehículo Chevrolet Corsa, color dorado “con el capó negro”, fue avistado rondando en las adyacencias de la comunidad durante bastante tiempo. Al parecer, los vecinos vieron con actitud sospechosa a quienes estaban dentro del carro y se sintieron amenazados.


Ángel Estanlin Cardona Williams llegó a un puesto de empanadas, ubicado en la Orocopiche, y la señora que atiende el negocio le comentó respecto a la irregularidad que venía observado con la presencia del automóvil desconocido.

Presuntamente, Ángel se acercó hasta el vehículo que se encontraba parqueado a escasos metros del puesto de comida rápida e intentó tocar la ventanilla para preguntarle al chofer si algo se le ofrecía. Sin embargo, la respuesta fue fatal.
Según testigos, un sujeto armado se bajó del carro y le metió tres tiros en la cara, dejándolo sin vida sobre la calzada. Lo particular del hecho es que los vecinos afirman que el presunto homicida es un funcionario policial, incluso lo identificaron como “un motorizado de la comisaría Simón Bolívar”.

ROBO FRUSTRADO
La versión de las fuentes policiales invalida la denuncia de los familiares del ahora occiso. Oficialmente se pudo conocer que un efectivo del Centro de Coordinación Policial (CCP) Simón Bolívar, en compañía de su pareja, llegó hasta la referida venta de empanadas a comer y fue interceptado por tres antisociales, quienes pretendían despojarlo de su arma de reglamento.
El funcionario intentó evadir las amenazas de los vándalos pero estos, al parecer, venían dispuestos a todo. La responsabilidad del funcionario en resguardar la integridad de los presentes fue mayor y decidió hacer frente a la envestida.
En el intercambio de palabras, el oficial se vio amedrentado cuando los sujetos abrieron fuego en su contra, lo que provocó que el uniformado respondiera al ataque y le disparara.
La versión policial desmintió las quejas de los familiares confirmando con que no hay ningún detenido en torno al caso. El deceso corresponde a un robo frustrado que trascendió al fallecimiento del presunto asaltante, quien estaba identificado como un azote del sector.

NO ERA MALANDRO
Familiares y allegados del ahora occiso se apersonaron hasta las inmediaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) subdelegación Guayana, durante la mañana del sábado, para denunciar ante los medios de comunicación las irregularidades cometidas en torno al fallecimiento de Ángel.
Ellos aseguran que la víctima no era un delincuente. Contrariamente refirieron que Cardona estudiaba ingeniería industrial en Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño y que laboraba como comerciante en el Mercado Mayorista de San Félix.
“Queremos que se haga justicia; hay testigos de que lo mató un motorizado de la policía del estado. Haremos lo que sea necesario para que el asesino pague por el crimen que cometió”, expresaron familiares de Ángel, visiblemente conmocionados. JB/ ARCHIVO CF