Henry Arias asegura que despidos injustificados en las empresas básicas buscan argumentar reducción de personal

0
8366

Henry Arias, dirigente sindical de Guayana, denunció que desde hace tiempo,  líderes del M21 apoyados en CVG Alcasa han estado desactivando a trabajadores de las nóminas de la empresa, por lo que llamó a Pedro Maldonado, presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), a detener lo que catalogó como una “masacre de despidos”.

“Hoy estos terroristas de la clase obrera de Guayana operan desde laboratorios dentro y fuera de Alcasa, desde donde con premeditación y alevosía usurpando las Gerencias con mucha saña vienen actuando contra los trabajadores”, dijo Arias.

Destacó que unos de los hecho más relevantes, fue el cierre de Sintralcasa, con la finalidad de evitar que a través del sindicato se defendieran los derechos de los trabajadores.  Agregó que todo esto se ha hecho posible, con el consentimiento de Alfredo Spooner, director de la Inspectoría del Trabajo.

“Estamos haciendo esta denuncia pública y alertando a los trabajadores porqué el plan de despido no es solo para los trabajadores de Alcasa, todos los trabajadores de Guayana se verán afectados directa o indirectamente por estos despidos que hoy como práctica los quieren aplicar en Alcasa que será el conejillo de india”.

Según Arias, de los despidos injustificados no se salvarán ni los dirigentes del Psuv, quienes han estado denunciando las irregularidades cometidas por grupos sindicalistas del FBT.

El líder sindical indicó que muchos compañeros ya están listos para ser jubilados aún cuando no tienen el tiempo reglamentario,  catalogándolas de “jubilaciones prematuras. Además asegura que recibirán ínfimos montos de sus prestaciones sociales, lo cual no les alcanzará para alimentar a la familia ni por un mes.

FALLAS DE TRANSPORTE

Arias también hace el llamado al Presidente de la CVG para que también detenga los despidos que se pretenden aplicar contra los trabajadores que no llegan a la empresa por la falla de transporte.

“La CVG y sus empresas filiales tienen un compromiso contractual histórico de facilitar las condiciones seguras de transporte para que los trabajadores puedan trasladarse desde sus hogares a sus sitios de trabajo. En ese sentido y ante la incapacidad de las empresas de facilitar el servicio de transporte a los trabajadores, la pretensión de despido es injustificado; porque un trabajador que no tiene el poder económico que maneja la CVG, no podrá llegar a la planta donde presta sus servicios”, señaló.

En el caso de Alcasa, los sindicalistas eliminaron el transporte e incluso el servicio de comedores.

A juicio del vocero, con todas estas “cuartadas”, se busca justificar los despidos de la masa laboral y argumentar a corto plazo una reducción de personal.

EN DEFENSA DE LA CLASE TRABAJADORA

A pesar de todas estas irregularidades, Arias insiste en que los trabajadores deben mantenerse unidos, por lo que llamó a la dirigencia sindical en Guayana a participar desde este lunes en una jornada de trabajo conjuntamente con abogados, con el objetivo de defenderlos en cualquier instancia, ante los planes de despidos indirectos e injustificados.

“Ante este escenario, la dirigencia sindical honesta tiene que mantenerse unida y solo doblar sus rodillas ante Jehová Dios del Universo y pedirle las fuerzas y el alumbramiento necesario para defender a la clase trabajadora”, concluyó. REDG