Herrera surge como revelación de los Filis de Filadelfia

0
105

El primer hit de Odúbel Herrera en Grandes Ligas no llegó hasta su décima primera comparecencia al plato, y el mismo fue un doble que certificó una victoria de los Filis de Filadelfia en el décimo inning.

Al venezolano de 23 años le tomó bastante tiempo sacarse la crema de afeitar de las trenzas.

En poco tiempo, Herrera fue elevado a primer bate y se apoderó de la titularidad en el jardín central. Su ascenso tras ser seleccionado en diciembre pasado por el equipo en el draft de Regla 5 durante las reuniones de invierno avala el tipo de apuesta que los Filis antes no hacían.
«Estaba un poco ansioso en el primer día, pero después tomé confianza y voy aprendiendo», dijo Herrera. «A veces soy agresivo, a veces soy paciente».

OPORTUNIDAD CONCEDIDA

«Le dimos la oportunidad y la ha aprovechado», añadió el mánager de los Filis Ryne Sandberg. «Es un bateador de líneas, que aprovecha todo el terreno. Como novato, es un bateador que primariamente se va con la recta. Pero está aprendiendo a dejar pasar los lanzamientos de cambios. No es un out fácil y hace que los pitchers contrarios le tengan que tirar strikes con cambios».

Dos años atrás, Filadelfia también tomó a un jardinero venezolano en el draft en el que quedan expuestos los talentos de ligas menores que no han sido colocados en los rosters de 40 jugadores.

TRANCISIÓN DE HERRERA

Tal fue el caso de Ender Inciarte de los Diamondbacks de Arizona. Filadelfia decidió no retener a Inciarte y éste volvió a Arizona, donde logró finalmente debutar en 2014 y quedó quinto en la votación al Novato del Año de la Liga Nacional. Ha iniciado la actual temporada con promedio de .327, .364 de embasado y .806 de OPS.

Filadelfia decidió no desperdiciar la oportunidad con Herrera, un infielder que no tenía espacio en los Rangers de Texas.

Herrera hizo la transición para jugar en los jardines a partir de su experiencia en el béisbol invernal venezolano, en la que salió como el Jugador Más Valioso de la temporada con los Tiburones de La Guaira. Previamente, apenas había acumulado 10 juegos como jardinero izquierdo en las menores.