Hieren a niño y adolescente en La Victoria

0
140

Las bandas delictivas en Ciudad Guayana no dudan en accionar sus armas cuando quieren lograr sus objetivos. Los hechos de violencia en las comunidades del estado Bolívar siguen aumentando con el pasar de los días. Casos como asesinatos y heridos se ven por doquier en cualquier parte de la ciudad, basta con llegar al hospital para darse cuenta de la cantidad de heridos por arma blanca o de fuego, quienes acostados en una camilla esperan que los días pasen velozmente para volver a sus hogares.

Los funcionarios de la policía del estado Bolívar conjuntamente con la Guardia Nacional Bolivariana, hacen lo posible por calmar los incesantes casos de robos o asesinatos que ocurren en la ciudad, no obstante, la labor pareciera no ser suficiente para erradicar este flagelo de los hogares venezolanos, sobre todo en los sectores populares.

Ya no son los adultos las únicas víctimas del hampa común, a la lista se incorporan adolescentes y hasta niños inocentes, ejemplos reales hay muchos, como el caso de un niño guyanés de 11 años, quien nunca se imaginó que su vida estaría en peligro por personas sin sentimientos y dispuestas a asesinar a quien se le atraviese.

El reloj marcaba las 8:00 de la noche en el sector 1, manzana 5 de La Victoria, en San Félix, cuando dos sujetos a bordo de una moto sin placa, pasaron por el lugar disparando, uno de los vecinos, quien vio al niño impresionado, corrió a donde él estaba y lo abrazó, sin embargo, varios perdigonazos impactaron en el intercostal derecho del infante. Su vecino, quien se dio cuenta de la herida, lo trasladó inmediatamente hasta el hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo, en San Félix, donde fue ingresado a la sala de quirófano. En la actualidad, se encuentra fuera de peligro y recuperándose progresivamente.

AL FILO DE LA MUERTE

Otro caso similar ocurrió en el mismo sector y casi a la misma hora, cuando un adolescente de 16 años vio su vida al filo de la muerte. Según declaraciones del personal de enfermería, el joven se encontraba hablando con sus vecinos cuando varios sujetos pasaron accionando sus armas, el adolescente en medio del susto intentó tirarse en el piso, pero cuando lo hizo una bala le rozó la cabeza, dejándolo herido. Minutos después del hecho fue trasladado al hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo en un vehículo particular, donde actualmente se encuentra estable.