Hospitalizan al expresidente Alberto Fujimori

0
2195

El expresidente de Perú Alberto Fujimori (1990-2000) fue trasladado durante la noche de este viernes a la Clínica Centenario Peruano Japonesa de Lima para ser atendido luego de que se verificara un descenso de saturación de oxígeno en la sangre que no pudo ser tratado por las enfermeras del centro penitenciario donde se halla recluido, señaló este sábado su abogado, César Nakasaki.

El congresista Alejandro Aguinaga, quien es médico personal de Fujimori, agregó al diario El Comercio que el exgobernante permanece internado porque el problema de saturación «es recurrente» en los últimos meses. «Se le trasladó anoche a una clínica. Estaba desaturando. Últimamente, hace por lo menos unos cuatro meses, tiene momentos en que le baja mucho la saturación y está prácticamente oxígeno-dependiente al término de la tarde», detalló, reseñó EFE.

La crisis de salud se produce en momentos en que el Gobierno del Presidente Pedro Castillo anunció su intención de cambiar de prisión a Fujimori, de 83 años, por considerar que está en una «cárcel dorada». El exmandatario, detenido en Chile en 2005 y extraditado a Perú en 2007, cumple una condena de 25 años de presidio por crímenes de lesa humanidad y delitos de corrupción.

Persona de riesgo

Aguinaga detalló que en prisión los médicos suministraron oxígeno a Fujimori al percatarse de que no respiraba bien. «Anoche estaba con mucho dolor torácico y desaturando. Los médicos decidieron trasladarlo (a la clínica). Por su edad es una persona de riesgo», señalo el congresista del partido Fuerza Popular, que lidera Keiko Fujimori, hija del expresidente.

Preso desde 2007, Fujimori ha padecido recurrentemente problemas respiratorios y neurológicos (parálisis facial) e hipertensión. En marzo, fue internado también por problemas respiratorios.
Un tribunal peruano había declarado infundado en mayo de 2020 un recurso de la familia que pedía la excarcelación de Fujimori ante el riesgo de que se contraiga el coronavirus.

La resolución resaltaba que el exmandatario es el único recluso de la base policial, por lo que no hay probabilidad de hacinamiento y contagio, como ocurre en otras prisiones del país sudamericano. AGENCIAS