“Hoy más que nunca somos inocentes”

El 28 de diciembre fue la fecha escogida por la iglesia católica para recordar el infanticidio liderado por Herodes, solo por creer que entre esos niños estaría el Niño Jesús. Para los religiosos resulta descabellado celebrar un día adverso en medio de “juegos pesados”, mientras que para el resto forma parte de una tradición

0
840

El Nuevo Testamento sirvió para que el libro de San Mateo plasmara la matanza de niños -menores de dos años- que vivían en Belén, cuya ejecución fue ordenada por el rey Herodes al saber del nacimiento del Mesías, pues ser destronado no sería una opción para él.

Según historiadores, fue este el origen del Día de los Santos Inocentes, así que la Edad Media decidió enlazarlo con la “Fiesta Pagana de los Locos”, recordada entre Navidad y Año Nuevo.

Pese a esto, el padre José Gregorio Salazar de la parroquia Sagrada Familia fue categórico al decir que aunque para muchas personas sea una tradición hacer bromas en un día trágico, “la iglesia siempre refutará este tipo de actos”.

Carlos Contreras

Para el sacerdote la muerte de los pequeños no es motivo de celebración, por lo que considera importante rescatar el sentido místico y verdadero de esta fecha.

El religioso explica que en honor a la sangre derramada por los mártires, a nivel internacional se acostumbra a realizar una misa para perpetuar a los Santos de Dios y este miércoles no será la excepción.

Informa que hoy a las 6:00 de la tarde los feligreses podrán acudir al templo, ubicado en el sector Unare II de Puerto Ordaz, en donde se oficiará una ceremonia especial.

José Rafael

CONTROVERSIA

“Caíste por inocente”, esa es la frase que desde hace mucho tiempo retumba cada 28 de diciembre en los hogares venezolanos.

Carlos Contreras comenta que es una forma empleada por algunos para liberarse del estrés diario; sin embargo, es honesto al decir que ese no es su caso.

Aún así duda que en estos tiempos de “crisis” a los guayaneses les sobre algún tiempo para hacer comedia, al tiempo que cuenta que en Upata, de donde es oriundo, su familia acostumbra a agregarle sal al café o algún ingrediente amargo.

“Con el humor no solucionamos los problemas que nos afectan; por el contrario, esta situación los que nos da es ganas de llorar”, expresaba José Rafael, mientras contemplaba los adornos navideños en las inmediaciones de la Plaza Bolívar del Centro de San Félix.

Jhon Hernández

Bromas virtuales

Jhon Hernández admite que no está en contra de los chistes hechos a propósito de este día y que, pese a todo, es importante mantener un buen estado de ánimo.

Lo que si rechaza, el vendedor de chichas, es cuando a los bromistas se les pasa la mano con la muerte falsa de algún familiar u otro semejante.

También enfatiza sobre la información distorsionada, que suele hacerse hasta viral en las redes sociales, por eso y otras cosas para él “hoy más que nunca somos inocentes”.