Identificaron al cadáver localizado en Villa Bahía

0
174

Lo mataron y lo lanzaron en un matorral. Este lunes en la mañana trabajadores de Hidrobolívar denunciaron el hallazgo de un cuerpo en una zona boscosa, adyacente a la sede de la empresa; ubicada al final de la avenida principal del sector Villa Bahía.
Funcionarios del Centro de Coordinación Policial (CCP) Altos de Caroní, atendieron al llamado y se apersonaron hasta el lugar, topándose con la dantesca escena del individuo que yacía tirado en la maleza, con la cara y el cuello comido por los zamuros.
El eje detectivesco hizo el levantamiento del cuerpo y lo trasladó hasta la morgue en San Félix. Ayer en la mañana sus familiares lo identificaron.

Un hermano del ahora occiso contó que desde el domingo estaban buscando a su familiar: “me llamaron y me dijeron que en la prensa salió un muerto sin identificar, me metí por Internet para buscar la noticia. Apenas lo vi supe que era él por sus tatuajes”. Pasadas las 7:00 de la mañana, los hermanos reconocieron el cadáver de Nelson Rafael Toro, de 31 años, conocido entre sus amigos y allegados como “Chamaco”.
Fuentes policiales descartaron la versión preliminar que había sido tiroteado, presuntamente, Chamaco fue degollado. Sus dolientes lamentaron la pérdida y no se explican las razones que llevaron a sus verdugos a acabar con él.
Según lo relatado por uno de sus hermanos; Chamaco salió de su residencia, ubicada en la invasión Brisas del Río del sector Core 8, en Puerto Ordaz, el sábado en la noche. Le dijo a su pareja que saldría a compartir con unos amigos. A eso de las 11:00 de la noche del referido día fue la última vez que hablaron con él. Los dolientes presumen que lo asesinaron el domingo en la madrugada.
Son muy escasos los datos y evidencias que se manejan en torno al caso, sin embargo, los sabuesos de la policía científica abrieron la investigación. Toro no tenía registros policiales, sus familiares afirman que era un hombre sano y sin enemigos, trabaja en una contrata para Bauxilum y dejó dos niños en orfandad de nueve y un año. JB/SM