Iglesia Católica conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús en la Semana Santa

0
1118

Fieles católicos dedican estos días a la oración, ayuno y limosna

El domingo 28 de marzo los cristianos católicos iniciaron las celebraciones de Semana Santa, días de ayuno y oración para los más fieles creyentes.

Durante toda la Semana, los católicos conmemoran la pasión, muerte y resurrección de Jesús, hijo de Dios.

El sacerdote Frank Márquez, explicó que las celebraciones que se realizan durante la Semana Santa son las mismas que se hacen cada domingo en el tiempo ordinario, sin embargo la Iglesia Católica decidió tener unos días especiales para conmemorar con calma los misterios de la pasión de Cristo.

Igualmente comentó que los días más importantes en la también llamada Semana Mayor son el Jueves y Viernes Santo y el Sábado de Gloria, conocidos como el triduo pascual.

El Jueves Santo se celebra la institución del sacerdocio y de la eucaristía. Márquez recordó que fue este día cuando Jesús le dijo a los Apóstoles“hagan esto en conmemoración mía”, cuando compartió Pan y Vino durante la última cena.

Desde ese momento, Jesús envió a sus Discípulos a replicar su palabra en cada rincón del mundo.

En este día también festejan el mandamiento del amor cuando el Salvador dijo “ámense unos a otros como yo los he amado”.

En el Viernes Santo, se conmemora la pasión y muerte de Cristo. Feligreses recuerdan que Jesús ha muerto por los pecados de los humanos y dedican este día al silencio, la oración, el ayuno y la penitencia.

Finalmente en el Sábado de Gloria se celebra la víspera del Domingo de Resurrección. La Iglesia Católica se regocija porque Cristo ha resucitado entre los muertos y ha salvado a la humanidad.

“Cristo murió por nosotros, para salvarnos y permitirnos ir con Dios después de la muerte”, afirmó el sacerdote.

Para Márquez, es importante que para estas fechas las familias renueven su confianza en Jesús, el Salvador.

Ayuno, oración y limosna

Desde el inicio de la cuaresma, tiempo de preparación para la Semana Santa la Iglesia  Católica manda a sus feligreses cumplir con el ayuno, la oración y la limosna.

Estas son prácticas judías que asumió la iglesia luego de que Jesús pasara 40 días en el desierto ayunando y orando.

La oración sirve para estar en comunión con Dios y los hermanos cristianos.

En el ayuno, la persona se priva de algo que le guste para forjar la voluntad y la limosna es para compartir los bienes con los más necesitados.

El sacerdote manifestó que para cumplir cada uno de estos mandatos se requiere compromiso y la búsqueda de una vida llena de Dios.

“En estos tiempos que estamos viviendo en medio de la pandemia es propicio que las familias durante la Semana Santa oren y dediquen tiempo para Dios”, destacó. Rosanny Mattey