Iglesia, Universidad y Sociedad Civil disertaron sobre la situación del país

0
415

Disertar sobre la situación política, económica y social, junto a representantes de la sociedad civil bolivarense fue el propósito del foro Iglesia, Universidad y Sociedad Civil hablan al país. El evento organizado por el Frente Amplio Venezuela Libre, capítulo Bolívar y la Asociación Civil Unidad y Cambio, contó con las ponencias de Celestino Aponte; Francisco José Virtuoso s.j., rector de la Universidad Católica Andrés Bello y monseñor Ulises Gutiérrez, arzobispo de la Diócesis de Ciudad Bolívar.

Realidad vs. motor de impulso

Una frase que define la situación venezolana fue expresada por monseñor José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, el pasado 7 de enero y Francisco José Virtuoso s.j.la tomó para sí en el inicio de su ponencia: “El primer y más importante rasgo de nuestra cotidianidad es el sufrimiento, indignante, masivo y profundo que sufre nuestro pueblo en todos sus estratos, fruto de una violencia institucionalizada, física, psíquica y moral”.

De acuerdo con las estadísticas arrojadas por Infobae en el 2018 y citadas por el rector de la Ucab, 51% de los hogares venezolanos padece pobreza multidimensional. Solo 70% de los niños, niñas y adolescentes está inscrito en el sistema educativo y la mitad de ellos no asiste regularmente a clases por diversas carencias. 5 mil niños mueren al año y la esperanza de vida del venezolano promedio se redujo en 3,5%. 10% de la población concentra 58% de las riquezas económicas y entre ellos se suman muchos colaboradores del gobierno. 4.5 millones de ciudadanos entre 17 y 40 años se han ido del país buscando mejores condiciones de vida.

Todo esto lejos de ser una lápida que nos aplasta, debe ser un motor, un resorte que nos impulse a la lucha y al cambio, aseveró el rector Virtuoso. Es la sociedad civil organizada y articulando esfuerzos, el secreto para lograr el objetivo.

Por otra parte, en su condición de politólogo y doctor en Historia de las Ideas Políticas de Venezuela, el padre Virtuoso considera necesario que cada venezolano interiorice la defensa del derecho a una economía sostenible, a la democracia, al desarrollo humano. “Nosotros en la Ucab tenemos en desarrollo un plan para poner toda esta data en manos de la gente, hacer una gira explicando en qué consiste esta tragedia social. Son números y detalles para analizar y encontrar rutas de acción”, informó.

Desobediencia civil

De acuerdo con su experiencia, el padre Virtuoso considera que el reto es poner a Venezuela en movimiento, para darle al país lo mejor de cada uno, compartir luchas y afanes. La única vía para el cambio es la recuperación de la democracia y el estado de derecho, a través de un proceso electoral limpio y libre, para elegir nuevo presidente y parlamento.

Aun cuando muchos desestiman esta opción, es la más idónea y absolutamente posible, con el pueblo en la calle, cansado de la tragedia que los agobia y en desobediencia civil, para romper con la teoría de la dominación de Max Weber, en la que un sistema opresor existe cuando hay personas dispuestas a acatar órdenes. Concluyó Virtuoso con una expresión que debe convertirse en el sentimiento de cada venezolano:“¡No me la calo más!”.

Iglesia firme

Por otra parte, monseñor Ulises Gutiérrez inició su ponencia citando el evangelio según San Mateo 20, 20-28, para expresar la constante ambición humana por el poder y recordar el mensaje de Jesús: “El que quiera ser grande, que sea el servidor de todos”.

Adicionalmente, monseñor Gutiérrez dibujó el escenario de diferencias que existe entre el gobierno de Nicolás Maduro y la Iglesia Católica venezolana. Una vez más dejó claro que no habrá descalificación o represión que impida el acompañamiento al pueblo en esta hora menguada, ni la denuncia a tiempo de las situaciones que afectan la vida sana y plena de la ciudadanía. A su vez, destacó que el Papa está con la Iglesia nacional, presbíteros y laicos, con todos los venezolanos. “Ánimo que el cambio es posible”, sentenció el prelado.

La propuesta

Celestino Aponte, como representante de la A.C. Unión y Cambio, expuso un documento público con propuestas a la crisis social de Guayana, entre ellas destacóseis áreas de influencia vital:

  1. Decretar un estado de excepción en el estado Bolívar de conformidad con lo dispuesto en los artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 326, 337 y 338.
  2. Designar una comisión ad hoc, con el mandato expreso y específico de estudiar las políticas públicas de control territorial, seguridad ciudadana, preservación ambiental y soberanía.
  3. Crear y aprobar un proyecto de ley que autorice al gobierno provisional solicitar apoyo militar de la ONU para sacar de Guayana bandas criminales y paramilitares.
  4. Ratificar la derogación del decreto 2.248 que crea el Arco Minero del Orinoco.
  5. Respeto a los Derechos Humanos de toda la población, especialmente de los pueblos indígenas.
  6. Desarrollo, promoción y financiamiento por parte del gobierno interino de proyectos para el desarrollo humano con la participación de comunidades y emprendedores locales.

El documento será llevado por el padre Francisco José Virtuoso s.j. hasta las manos de Juan Guaidó, para su conocimiento y fines consiguientes. Coordinación de Comunicaciones Ucab Guayana