Iglesias no apoya paro en las universidades

0
141

El nuevo presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Hasler Iglesias, indicó que los estudiantes siempre han propuesto soluciones de manera pacífica, por lo que aseveró que no están de acuerdo con paralizar las actividades de esa casa de estudios.

Expresó que cuando los profesores plantearon un paro de actividades, los estudiantes se mostraron en desacuerdo, ya que «la universidad debe mantener sus puertas abiertas».

«Entendemos que tenemos una crisis pero no podemos paralizarnos y dejar la universidad cerrada en esta situación, a pesar que debemos mantener nuestras exigencias en pro de la comunidad estudiantil y del país».

Iglesias añadió que con esta nueva gestión trabajarán en comisiones para mejorar las condiciones de la casa de estudios como el comedor, rutas de transporte, debate de la Ley de Educación Universitaria para renovar la estructura de la universidad y avanzar en las políticas de seguridad interna.

INSEGURIDAD

El nuevo presidente de la FCU sostuvo que en la última gestión de Viva la U, encabezada por el líder estudiantil Juan Requenses, hubo un trabajo muy de la mano con la dirección de seguridad interna de recinto estudiantil.

«Hubo muchas reuniones con el ministerio de Interior y Justicia para colocar puntos de control en las afueras de la universidad, vamos a buscar la manera de impulsarlos y mantenerlos (…) la crisis de inseguridad en la UCV es sumamente grave» y planteó que aún no ha mantenido comunicación con entes gubernamentales desde que ganaron las elecciones del FCU. «Ya hemos recibido llamadas de las direcciones de la universidad para mantener reuniones e iniciar proyectos», enfatizó.

De igual forma, indicó que la gestión de seguridad por parte del estado dentro de la universidad ha sido «intermitente», pues aseguró que estuvieron solo 2 semanas con puntos de control en las puertas de la casa de estudio y «de repente desaparecían».

«Queremos mantener presión constante en el Ministerio de Interior, los problemas no se solucionan con poner un punto de control por 2 semanas».