Ildemaro Vargas: Estaba loco por jugar la final

0
402

Ildemaro Vargas tomó un vuelo chárter que le trajo desde Miami hasta Barquisimeto y apenas bajó de la aeronave, se subió a un vehículo para estar uniformado con Cardenales de Lara.

“Estaba loco por jugar”, soltó el segunda, que se perdió el último partido de la semifinal y el primero del Clásico de Enero, atendiendo obligaciones contraídas con los Cascabeles de Arizona.

Caripito fue alineado como primer bate y segunda base por el manager Luis Dorante. Su regreso, tras varios días de ausencia, es una muestra del compromiso y deseo del camarero de ayudar a la divisa centro occidental.

“Estoy un poco cansado por el itinerario desde Arizona a Miami, y luego hasta Venezuela, pero el deseo de ganar me tiene súper motivado. De aquí hasta donde llegue el equipo”.