Incertidumbre y preocupación reinan en la Av. Manuel Piar

0
63

A solo tres días de los hechos violentos ocurridos a lo largo de la avenida Manuel Piar, en San Félix; comerciantes, vendedores informales y transportistas de las diferentes rutas, retornaron a sus sitios de trabajo en busca del pan de cada día, y optaron por pisar nuevamente la avenida que fue escenario de violentos saqueos, dejando una víctima fatal.

Aproximadamente las 6:30 de la mañana de ayer, algunas familias guayacitanas decidieron abrir sus negocios sin temor y otras tras las rejas de protección, para evitar ser víctimas de saqueo o del hampa desbordada que impera en la arteria vial más importante del este de la ciudad.

Quienes tuvieron la oportunidad de presenciar lo que comenzó como una protesta pacífica, afirmaron que la euforia, el alto costo del pasaje en las unidades de transporte y la escasez de alimentos, provocó que los habitantes de las comunidades aledañas levantaran sus voces para exigir los derechos otorgados por la Constitución venezolana.

El Mercado Municipal de Chirica, adyacente a uno de los dos comercios que fueron violentados, abrió sus puertas al público. De los 230 locales encargados de distribuir los diversos rubros, abrieron 180 por temor a una posible repetición del hecho, sin contar los que tuvieron pérdidas materiales.

Isbelia Cruz, comerciante informal, afirmó que «todos los vendedores se encuentran trabajando a medias y en alerta ante cualquier irregularidad, porque tienen temor de quedar en la línea de fuego», refiriéndose a la muerte del joven de 21 años, quien perdió la vida cuando se dirigía a comprar el alimento para su pequeña hija de cuatro meses.

BRILLA POR SU AUSENCIA

Vendedores del mercado, afectados por el hurto, declararon que se reunieron con las autoridades administrativas del recinto con el objetivo de tener respuestas positivas.

Sin embargo, manifestaron que están trabajando para conocer el paradero de los responsables. Lamentaron que el lugar no cuente con un sistema de cámaras para la vigilancia de los pasillos y el exterior, situación que aún los mantiene a la expectativa.

Comercios encargados de distribuir la rama de juguetería, víveres, carnes, hasta un local dedicado a la venta y confección de ropa, fueron violentados el pasado viernes frente a los organismos de seguridad policial, cuyos funcionarios, según comentarios de los testigos, «solo reían».

María Fuentes, habitante de la comunidad Hugo Chávez, comentó que la tranquilidad al lugar retornó en 70 % porque la población aún transita «medio molesta» y «mosca», ante cualquier movimiento anormal que pueda dejar un saldo de víctimas qué lamentar.

«Por aquí ya no se puede andar tranquilo, porque cuando menos te imaginas puedes terminar en una urna rodeada de flores».

VIGILANCIA LAS 24 HORAS

Como medidas preventivas de seguridad, varios propietarios de los locales dentro del mercado municipal, optaron por resguardar las instalaciones durante todo el día y parte de la noche, con el objetivo hacer frente al flagelo delictivo.

«Tenemos que cuidar lo nuestro, porque nos mata la inflación, nos terminará de matar un paro respiratorio al ver los estantes vacíos», declaró un comerciante, quien por temor a represalias, no quiso identificarse.

«Este fin de semana nos quedamos diez personas y se espera que en las próximas horas aumente la cantidad», declaró Kelvis Gil, asumiendo a su vez que aunque se sienten protegidos entre todos, el temor los invade porque «los delincuentes están mejor armados que los propios guardias nacionales».

«SE PUSIERON LAS PILAS»

En materia de transporte, los transeúntes relataron que los colectores continuaron ofreciendo el servicio y cobrando diez bolívares por las rutas cortas, y 15 bolívares las largas, sintiéndose satisfechos; sin embargo, aseguran que la protesta tuvo resultados positivos y negativos.

«Es un gran ahorro económico, yo pagaba hasta 100 bolívares por trasladarme hasta mi trabajo», comentó Carmen Ruíz.

Aunque el Instituto Municipal de Tránsito, Transporte y Vialidad (Imttv) de Caroní (Imttv), no se ha reunido con el gremio, usuarios alegaron que el precio está acorde al bolsillo, lo que les permite satisfacer sus necesidades.

Las rutas «Directo», que atraviesan toda la ciudad, no presentaron irregularidad, cumpliendo su jornada laboral con normalidad.

AFLUENCIA DE PERSONAS

Al otro lado de la ciudad, los residentes permanecieron en las colas fuera de los establecimientos públicos de alimentos, sin generar situaciones que ameritaran la presencia de algún organismo policial, aunque igual de inconformes.

El Abasto Bicentenario del centro comercial Zulia es visitado a diario por 500 personas, aproximadamente, quienes hoy pudieron adquirir productos luego de hacer una larga cola que fluyó con normalidad; a diferencia de los abastos ubicados en los centros comerciales Ciudad Alta Vista, donde los locatarios aún mantenían las santamarías abajo.

Fueron pocos los comercios que decidieron abrir, pues se mantienen en alerta ante cualquier escenario que implique el cierre inmediato.

Samil Mohamed, dueño de una tienda de zapatos, comentó que a raíz de los recientes disturbios, los habitantes de Ciudad Guayana viven en zozobra, mal informándose de los hechos, lo que ha generado polémica.

«Yo tengo que abrir mi negocio porque si no trabajo no desayuno, ni almuerzo y mucho menos ceno», dijo, reiterando que la crisis económica que afecta al país les toca a todos por igual.

«Anteriormente yo compraba hasta 1000 pares de zapatos y los vendía como pan caliente. Ahorita adquiero máximo 300 por el sistema de divisas del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) y tengo que esperar hasta más de tres meses para poder pedir mercancía nuevamente, la gente piensa mucho hoy para comprar. Desde mi punto de vista, los saqueos se originan por eso».

DESPLIEGUE OLP

El mandatario venezolano Nicolás Maduro, ordenó directamente desde la ciudad capital, un operativo especial para erradicar la violencia, disturbios en las comunidades y la delincuencia, con el objetivo de tener una «Venezuela de paz y solidaridad».

En un recorrido realizado por El Diario de Guayana, se pudo observar distintas unidades militares tipo Jeep en las avenidas de la ciudad, así como también efectivos policiales rondando en motos y bicicletas.

Estados como Miranda, Aragua y Monagas, asumieron este plan a fin de brindar una seguridad ciudadana eficiente.

jmoya@eldiariodeguayana.com.ve