Independentistas catalanes obtienen mayoría absoluta de escaños

0
148

Barcelona, España.- Los partidos independentistas catalanes obtuvieron mayoría absoluta de escaños en el parlamento regional en las elecciones de este domingo, un resultado que consideran suficiente para lanzar un proceso hacia la secesión de España, según datos oficiales con casi el 98% de votos escrutados.

La coalición Junts pel Sí (Juntos por el Sí) impulsada por el presidente catalán saliente, Artur Mas, para dar carácter plebiscitario a lo que en principio no eran más que unos comicios legislativos regionales obtuvo 62 escaños.

 

Los anticapitales de la CUP lograron por su parte 10 diputados, con lo que entre ambos suman más de la mitad de los 135 escaños de la cámara regional.

 

El partido de centro-derecha antiindependentista Ciudadanos se situó como segunda fuerza, con 25 diputados, seguido de los socialistas catalanes, con 16, contrarios a la secesión pero partidarios de una reforma que convierta a España en un Estado federal.

 

Los conservadores del Partido Popular, del jefe del gobierno español Mariano Rajoy, obtuvieron 11 escaños, al igual que los antiliberales de Cataluña Sí Se Puede, coalición en la que participa el partido de izquierda radical Podemos.

 

Tras tres años pidiendo un referéndum de independencia como los realizados en Quebec (Canadá) o Escocia, denegado sistemáticamente por el ejecutivo de Rajoy, Mas decidió dotar a estos comicios de un carácter plebiscitario.

 

Ya anunciaron que una mayoría absoluta en el parlamento regional les bastará para dar comienzo a un proceso que, si nada lo impide, debe desembocar en la independencia de la región en 2017.

 

No reunieron la mitad de los sufragios

El portavoz del Partido Popular (PP), en el poder en España, afirmó este domingo de noche que «la mayoría de los catalanes rechazó la independencia», puesto que las dos listas independentistas no reunieron la mitad de los sufragios en las elecciones regionales.

 

«Vamos a seguir garantizando la legalidad, vamos a defender la unidad de España», afirmó el portavoz del PP, Pablo Casado, en la sede de su partido en Madrid. El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy quien se trasladó a la sede de la formación política que preside, no quiso hacer declaraciones.