Indígenas de Amazonas denuncia maltrato militar

0
66

En Venezuela existe una gran preocupación por las medidas que han tomado los efectivos militares que se encuentran en los puntos de control situados entre Los Pijiguaos y la entrada de Puerto Ayacucho, en el estado Amazonas, así como en los aeropuertos locales, donde se le ha asignado arbitrariamente a los Indígenas una limitante para circular por esa zona con un máximo de 50 mil bolívares en efectivo, norma que es completamente ilegal.

Ningún artículos de la Constitución venezolana establece esa medida como para que algún organismo le exija al ciudadano cumplirla. ¿En qué se basan para tomar esta decisión? ¿Qué fundamento legal tiene la decisión? Esa son preguntas claves.

El indígena Esteban Rodríguez, portavoz de su comunidad y vicecoordinador de la organización Ye´Kuana-Sánema del Alto Venturi, dijo que, en días pasados, se han presentado varios incidentes con hermanos indígenas, uno de ellos fue con Miguel Ángel Camino y su acompañante, quienes venían de la zona minera del estado Bolívar, específicamente del municipio Gran Sabana, luego de dos meses de trabajo, y traían consigo 140 mil bolívares que lograron reunir y que serían destinados para cubrir los gastos de su familia.

Su sorpresa fue que al llegar al punto de control de los Pijiguaos lo requisaron y le hallaron el dinero, por lo que fue «informado» de que no podían circular con esa cantidad. De inmediato, le fueron decomisados los restantes 90 mil bolívares y «de ñapa» sus cédulas de identidad para dejarlos indocumentados.

Lo extraño de la situación fue que no quedó por sentado el procedimiento y se desconoce si fue notificado a los superiores. Tampoco les fue extendido ningún certificado o un acta de retención que avalara «la medida de seguridad» para luego ellos dirigirse al Ministerio Público y reclamar su dinero, como debe ser.

Maltrato militar
Asimismo, Camino denunció maltrato físico por parte de los efectivos militares y fueron llevados a la sede principal de la Guardia Nacional ubicada en Pozón- Babilla, el primer punto de control que se encuentra en Amazonas por la vía de Caicara hacia Puerto Ayacucho. Una vez en su hogar decidieron ir hasta la sede del Ministerio Público y hacer la denuncia de lo sucedido, el decomiso del dinero y la privatización de sus documentos, la Defensoría del Pueblo conoció del caso y comenzó hacerle un seguimiento.

Algo similar ocurrió con Jonathan Guevara, un indígena de la tercera edad, quien aseguró haber recibido atropellos también de militares cuando viajaba del sector La Esmeralda, capital del municipio Alto Orinoco, hasta Puerto Ayacucho. Indicó que le quitaron su dinero, la cacería y la comida, después de haber hecho una cola de horas para adquirir los alimentos.

Respeto a los derechos indígenas
El vocero de la comunidad indígena, Esteban Rodríguez, declaró que hay una violación de la protección que el Estado debe brindar a los indígenas. Citó los artículos 115 y 116 de la Constitución y recordó que existe la Ley Orgánica de Comunidades y Pueblos Indígenas.

Exigió a las autoridades regionales y municipales de Amazonas el respeto a los derechos de los ciudadanos y recomendó «poner orden» en los puntos de control establecidos, pues los militares se están aprovechando de su autoridad para maltratar a las personas y violar la normativa.