Ingenieros por Venezuela

0
767

Opinión-. Este 28 de octubre celebramos el Día del Ingeniero, y lo festejamos en medio de las mismas circunstancias de años anteriores. Nos felicitamos los unos a los otros, mientras recordamos tiempos mejores y evaluamos el presente que nos ha tocado vivir.

El Día del Ingeniero llega, para Venezuela y los venezolanos, en un momento cuando todos debemos ayudar a reconstruir al país. Llega cuando la nación nos llama a ser más proactivos en las construcciones de escenarios mejores para el futuro de Venezuela.

Y es propicia la ocasión para exhortar a todos los profesionales de la ingeniería a seguir trabajando en aras de edificar una Venezuela pujante, desarrollada y con orden, la cual necesitamos y nos urge estructurar para el bien de todos.

Hoy, cada uno de nosotros, que hemos optado por la labor de ingeniar y crear, debemos colocar todas nuestras fuerzas y capacidades al servicio de esa nueva nación que tenemos que hacer con nuestras manos, ideas y sacrificios.

Cuando hablamos de reconstruir a Venezuela, hablamos de la labor de un ingeniero. Y qué significa esto: Primero, debemos reinventarnos, segundo ingeniar un futuro, tercero moldear los cambios y por último construir las acciones para lograr lo ideado.

Todos los ingenieros jugamos un papel importantísimo en la reconstrucción nacional; debemos involucrarnos más activamente en las transformaciones que son vitales desde el punto de vista urbanístico, estructural y social de  nuestra nada tierra.

Como miembro de la Junta Directiva Nacional del Colegio de Ingenieros de Venezuela, quisiera extenderle a cada uno de ustedes, ingenieros y arquitectos, un llamamiento a la acción, a la participación y a la lucha reivindicativa.

Los ingenieros siempre hemos sido, y lo seguiremos siendo, generadores de cambios. Nuestra responsabilidad no solo se encuentra en formar parte de la vanguardia de la creación de espacios y modernización física del país, sino que debemos contribuir de forma activa en la edificación de esa tierra nueva y briosa que deseamos.

La Venezuela del mañana, debe de dejar de ser la triste masa de problemas de infraestructura, de esa unión de necesidades sociales y económicas. Venezuela presenta un daño estructural grave, por tal razón, somos nosotros quienes debemos hacer los ajustes necesarios para evitar que el edificio de la venezolana se desplome.

Los ingenieros debemos marcar el camino hacia el desarrollo de nuestra amada patria; no se concibe  un país próspero sin tecnología, sin vías, sin electricidad, sin estructuras capaces de soportar el peor de los eventos.

Por este motivo, será imposible construir una Venezuela libre, democrática y vital, sin sus profesionales, sin sus ingenieros y arquitectos; mientras más compromiso exista, mientras más amor se palpe y se manifieste entre nosotros, podremos ser la punta de lanza del renacimiento nacional.

Estoy convencida que juntos, profesionales y vecinos, lograremos el objetivo de una nueva Venezuela. Unidos podremos ser parte de nuestra propia liberación, ser quienes coloquen ladrillo a ladrillo los cimientos de esa Venezuela libre, responsable y feliz que debemos hacer para todos y por todos.

Los ingenieros somos venezolanos que tenemos en nuestro conocimiento las herramientas para transformar a la nación. Y, esta tarea no será ni corta ni sencilla.

¡Colegas! Construyamos ideas, edifiquemos futuro.

Ing. María Alejandra Malaver Bellorín / @malemalaver