Iniciar el día con mal ánimo o con sueño no será más un problema

0
74

El ritmo de vida del ciudadano común, que por lo general es trabajador, en ocasiones amo (a) de casa, esposo (a), amigo (a), entre otras cosas, es demasiado rápido, tanto, que por lo general termina dejándonos sin energías al final del día.

¿A quién no le ha pasado, que se acuesta muy cansado, y se levanta aún peor al día siguiente?, no sólo eso, debe pasar el día cansado, entre cafés y cafés, para finalizar la jornada agotado y nuevamente iniciar el día siguiente en la misma situación.

Es más común de lo que parece, y si este es tu caso, debes saber que existen ciertos alimentos que te pueden mantener despierto y con la energía necesaria para afrontar tu día a día con la mejor voluntad.

En este artículo se mencionan cuatro de ellos, que por lo general conseguimos fácilmente en nuestros hogares:

EL LIMÓN:

Muchas veces tenemos exceso de esta fruta en casa, y no la usamos más que para hacer jugos. Sin conocer en muchos casos, cuáles son las propiedades de este y cuántos beneficios podría ofrecerle a nuestra salud.

Cuando nuestro cuerpo está cargado de toxinas, que son sustancias que produce nuestro cuerpo cuando nos alimentamos mal o tenemos un estilo de vida sedentario, se empieza a notar en nuestra salud. Estas sustancias son nocivas para nuestro cuerpo, y nos hacen sentir cansados e irritables, razón por la cual lo más recomendable es eliminarlas del organismo.

Es aquí donde entra el limón, pues entre todos los cítricos es el más beneficioso, ya que no solo elimina las toxinas, sino que purifica y depura nuestro organismo.

¿Cuál es la recomendación?

En las mañanas, aún en ayunas, se recomienda ingerir el zumo de medio limón, diluido en agua tibia, si eres de los que gustan de los sabores dulces, lo puedes endulzar con miel, y estarás disfrutando de un rico té que te hará iniciar el día con buen pie.

Si no quieres una bebida caliente, puedes optar por el zumo de limón clásico, pero sin endulzar con azúcar, ya que esta hace trabajar más de lo normal a nuestro organismo, dejándolo sin energía con más rapidez.

Al momento de realizar alimentos, como las ensaladas, es también recomendable que se sustituya el vinagre por el limón, puesto que este último es natural y por lo tanto más fácil de digerir para el cuerpo, lo que no lo hará gastar más energía de la necesaria.

LA AVENA:

Es un alimento que no sólo agiliza nuestro metabolismo, ya que lo vuelve más transitable, sino que es un cereal bajo en calorías y rico en hidratos de carbono complejos, o de absorción lenta. Esto quiere decir, que se descomponen más rápido que los carbohidratos simples, haciendo que tengamos más energía por periodos más largos.

Eso no es todo, este cereal, además, produce una sensación de saciedad con consumir pocas cantidades, lo que hará que no nos sintamos pesados y con sueño en el día, sino todo lo contrario, ligeros y con energía.

Además, también contiene vitamina B12, que ayuda a mantener los niveles de energía donde deberían estar.

Cuando estamos cansados, con niveles bajos de energía, fatiga mental, tenemos cambios rápidos de humor, o no podemos dormir, tenemos síntomas de una deficiencia de esta vitamina (B12). Por lo que consumir avena diario en las mañanas podría ayudar a enfrentar el día con una mejor actitud.

La avena además es rica en minerales como el manganeso, selenio fósforo, fibra, magnesio, zinc y silicio

La recomendación es tomarla en las mañanas como desayuno, o en el transcurso del día, como acompañante de las comidas, o merienda. Pudiéndose ingerir fría, en forma de batido, o caliente, en forma de atol.

EL PLÁTANO Y CAMBUR:

A diferencia de los otros alimentos, que solo nos aportan energía, el plátano además produce una sustancia, que al ser ingerida se transforma en serotonina.

La serotonina tiene diferentes funciones dentro de nuestro cuerpo, pero la más conocida es la de mantenernos relajados y con buen ánimo.

Esta sustancia, que es producida por nuestro cerebro naturalmente, es un neurotransmisor, que además de mejorarnos el ánimo, sirve como un regulador natural de nuestro sueño y como reloj corporal.

Al tener los niveles de serotonina equilibrados podemos coordinar funciones biológicas básicas como la temperatura de nuestro cuerpo, la hormona del estrés, y nuestros ciclos de sueño. Cuando estas tres están coordinadas, al organismo se le hace más sencillo relajarse para dormir profundamente en la noche y despertar descansados al día siguiente y con energía.

Además, es muy rico en potasio, un mineral que participa en los procesos de producción de energía.

Este se puede ingerir en el almuerzo, en forma de rodajas que bien pueden ser asadas o fritas en aceite vegetal. Como también puede ser ingerido en forma de batido (cambur).

LAS ALMENDRAS:

En la categoría de frutos secos, las almendras se podrían catalogar como una de las más sencillas de conseguir y con mejores beneficios para nuestra salud.

Estas son una gran fuente de magnesio, el cual actúa como tranquilizante natural, además de contener sustancias que son buenas para la salud de nuestra piel, ya que comer unas cuantas en el día estimula la creación de vitamina E, que mantienen nuestra dermis hidratada.

Este fruto también tiene un alto contenido de fibra, lo que ayuda a mantener a nuestro organismo en constante movimiento, facilitando el tránsito intestinal, contienen hierro, proteínas y minerales como fósforo y manganeso.

Además contienen ácidos Omega 3 y 6, los cuales son esenciales para combatir el colesterol malo y los triglicéridos, protegiéndonos de enfermedades cardiovasculares y aportando energía.

Iniciar el día con mal ánimo o cansado ya no será una molestia, ingiriendo aunque sea uno de los alimentos que se exponen en este artículo se comenzarán a ver cambios inmediatos en nuestro organismo, y por consiguiente en nuestra vida.