Instalado Órgano para la Defensa Integral de la Soberanía en Bolívar

0
135

Los organismos del estado Bolívar unen esfuerzos con disciplina y lealtad a la Constitución de la República, para enfrentar el imperialismo, acompañar al presidente Nicolás Maduro Moros y defender con honor la patria ante cualquier circunstancia.

En tal sentido, el gobernador Francisco Rangel Gómez instaló el Órgano Estadal para la Defensa Integral de la Soberanía en Bolívar, junto a las principales autoridades civiles y militares de la entidad.
Rangel Gómez presidirá el importante organismo que seguirá todos los lineamientos del presidente Maduro para enfrentar la injerencia y hacer respetar el hilo constitucional del Venezuela.
El secretario general de Gobierno, Teodardo Porras, será el vicepresidente de la nueva instancia para el resguardo territorial y estará acompañando al Gobernador en la directiva junto al general de división, Pascualino Angiolillo Fernández, comandante de la ZODI-Bolívar; el coronel Víctor Luyando, encargado de la sala situacional estadal contra la guerra económica y el coronel Efrén Hernández, presidente de la Corporación Bolívar.
Fueron juramentadas también la comisión política, la comisión económica-productiva, la comisión de enlace militar, la comisión social, la comisión de asuntos y pueblos indígenas, la comisión de comunicación e informática y las comisiones de gestión de riesgos y orden interno; abarcando absolutamente todas las áreas de trabajo operativo, en cumplimiento de los Artículos 322 y 326 de la Carta Magna; en concordancia con los Artículos 3, 5, 11, 16, 17, 18 y 25 de la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación.

UNIÓN
El Gobernador resaltó la unión de las Fuerzas Armadas con las autoridades civiles para defender a los venezolanos; asegurando que nunca podrán detener la revolución y quebrantar el lazo consagrado entre el pueblo y sus soldados.
Aseguró que trabajarán permanentemente para hacer respetar las leyes, los derechos de los ciudadanos y la libertad de los venezolanos, para deslindarse del dominio imperial que durante años se adueñó de los recursos nacionales y que ahora pretende por vías desestabilizadoras, violentar la paz nacional.