Iutirla cumple a cabalidad con beneficios del personal

0
229

Tras la denuncia de un grupo de profesores del Instituto Universitario Rodolfo Loero Arismendi, Iutirla, en torno al pago «chucuto» de sus salarios, el jefe de la extensión Ciudad Guayana, Eleazar Espinoza Martínez, expresó que la institución cumple «religiosamente» con todos los beneficios de ley y los acordados con el equipo docente.


«Me extraña que estos profesores, con quienes hemos mantenido una comunicación fluida y una atención digna, manifiesten que el Iutirla no les cumple, cuando desde el 30 de octubre se convino un incremento de 12% en la hora académica, y tomando en cuenta el tabulador, se hicieron los aumentos respectivos».

Espinoza Martínez alude que el paro convocado por este grupo es totalmente ilegal, por cuanto no siguieron los canales regulares. En tanto, asegura que el Iutirla también cumple con el pago del bono de alimentación. «Hemos sido respetuosos con los beneficios de los profesores y el personal administrativo. Incluso, fuimos los primeros en pagar las utilidades».

Admite que ha habido problemas con algunos profesores que no han recibido la tarjeta de Valeven, pues la empresa aduce no tener el plástico para elaborarlas.

Para el también profesor jubilado, el Iutirla es la casa de estudios técnicos que mejor paga la hora académica a los profesores, además de poseer el costo de la matrícula más baja en la zona.

«Estamos conscientes que el gremio docente debe tener un salario acorde con su categoría y clasificación. Pero nosotros estamos de manos atadas, porque el Ministerio de Educación regula los aumentos a la matrícula a 15% por semestre. Por eso, hemos enviado a Caracas un análisis de la estructura de costos que nos permita mejorar en todos los sentidos».

Diálogo ante todo
El profesor Eleazar Espinoza Martínez hizo un llamado al profesorado, a que reflexionen. «Siempre hemos estado abiertos al diálogo, y conscientes de sus derechos. Pero por encima está el derecho a la educación de nuestros muchachos. Los invitamos a dialogar y así no tomar decisiones apresuradas».