Jean Aristeguieta prolífica poetisa guasipatense murió en Caracas

0
924

Guasipati.- A los 94 años de edad murió Jean Aristeguieta, insigne poeta guasipatense quien con varias decenas de obras cargadas de un profundo sentimiento de arraigo con su tierra, destacó en el mundo lírico-intelectual, llevando su poesía a diferentes países. Varias de sus obras fueron traducidas a diferentes idiomas. Falleció el 8 de enero en Caracas, víctima de un paro respiratorio.
Jean Aristeguieta nació en Guasipati, municipio Roscio, al sureste del estado Bolìvar, el 31 de julio de 1921, hija de Simón Aristeguieta y Panchita Capella. Estudió junto con su hermano, el botánico Leandro Aristeguieta, en su pueblo natal y luego en Ciudad Bolívar junto con los fundadores e integrantes del grupo literario surrealista “Aureoguayanos” que tuvo como centro de reuniones la Plaza Bolívar.

Publicó sus primeros poemas en la revista “Alondras” del Ateneo de Guayana, fundada por la maestra y poeta Anita Ramírez y ya radicada en Caracas despunta con más soltura en las página de Lírica Hispana y diario “El Heraldo” que luego incorpora en sus primeros libros (1949) Abril y ciclo marino y Alas en el viento. En Madrid (1967) donde estudió estilística y literatura antigua y moderna, fundó “Árbol de fuego”revista de poesía y crítica literaria cuyas ediciones continuarán en Caracas a partir del número 4.
Se marchó a Caracas, y desde muy joven empezó a destacar como intelectual, luego se marcha al llamado viejo mundo, en especial a Francia, España y Grecia, países donde desarrolló actividades que la ubicaron en una posición elevada en los círculos intelectuales de la culta Europa.
En varias de sus obras poéticas están presentes sentimientos de arraigo con Guasipati, tierra que la vio nacer, tal el caso de su obra, titulada “Guasipati, vitral de hechizos” (1955), y otras donde poéticamente describe el medio y entorno natural de su tierra. Con 85 libros y más de 2.000 textos publicados, Jean Aristeguieta vivió entregada a la dimensión poética de forma infinita porque tal y como ella lo expresó: «soy una lira en permanente actividad».
La información la dió a conocer Nelson Tovar, cronista oficial de Roscio, quien aseguró que “el pueblo de Guasipati siente de manera sincera la desaparición de esta hija de nuestro pueblo que puso en alto a nivel mundial nuestro topónimo, acción que enaltece nuestro gentilicio”. Es importante recordar que hace unos pocos años murió el doctor Alejandro Aristeguieta, hermano de la poeta y quien fuera un botánico reconocido a nivel mundial, fundador de varios jardines botánicos, entre ellos el de Ciudad Bolívar.

Todo un municipio de luto
Informó el cronista que el Concejo Municipal en pleno hace llegar a la familia Aristeguieta, en nombre del pueblo de Roscio, su más hondo pesar por la desaparición física de esta insigne guasipatense, esperando que descanse en paz.

Aníbal Eduardo Sandoval