Juan Carlos Bravo Salazar será el obispo de Acarigua-Araure

0
421

Guasipati.- En una asamblea efectuada en la iglesia Nuestra Señora del Rosario, en Guasipati, monseñor Mariano Parra Sandoval, acompañado de un grupo de sacerdotes integrantes del Consejo Presbiteral, feligreses y medios de comunicación social, anunció al pueblo de Roscio que el párroco Juan Carlos Bravo Salazar -quien tenía diez años de servicio sacerdotal en esta parroquia- fue nombrado obispo de la Diócesis de Acarigua-Araure, en el estado Portuguesa, por el papa Francisco.

Esta acción que para muchos significa un momento triste, se transformó en lo contrario, ya que la noticia causó una inusitada algarabía en los presentes, quienes respondieron con un fuerte aplauso el anuncio del obispo, quien aseguró que fue la misma feligresía la que avaló este nombramiento. Fueron claros y enfáticos cuando le afirmaron al padre Juan Carlos que Guasipati no tendrá un cura como él y que, de igual forma, él nunca tendrá una parroquia como Guasipati.

En su participación, el sacerdote, ahora obispo, afirmó que en el mensaje que llevará a su nuevo destino será: «Amar a Jesucristo lo es todo, optar por el Evangelio es nuestra vida y nuestra pasión habrá de ser el anuncio del reino, lo que recibiremos con coraje, entusiasmo, pasión, misericordia, perdón, alegría y de esa forma valorar y evidenciar con la humildad y modestia que pregonamos, la aceptación, sin remilgos de las decisiones del señor. Bienvenido cualquier destino y servicio que nos encomiende la Divina Providencia».

SE DESPIDE EN LAS FIESTAS

El obispo de Ciudad Guayana agregó que Juan Carlos acompañará a la feligresía de Roscio hasta después del 7 de octubre, Día de la Virgen del Rosario, por lo que se marchará después de las Fiestas Patronales. Pasará unas vacaciones con su familia en San Félix, después acudirá a la llamada Consagración y luego asumirá su cargo. Informó que se tiene previsto la asignación de un nuevo sacerdote para Guasipati.

Juan Carlos Bravo Salazar recibió la ordenación sacerdotal el 28 de noviembre de 1992, fue vicario diocesano para la pastoral y administrador apostólico de la Diócesis de Ciudad Guayana. Asimismo, fue párroco de Nuestra Señora del Valle en Puerto Ordaz, de La Inmaculada Concepción en San Félix y de Nuestra Señora del Rosario en Guasipati.

FUNCIONES DE UN OBISPO

La iglesia católica, de acuerdo con su derecho canónico, considera al obispo como el miembro de la iglesia que ha recibido la plenitud del sacerdocio ministerial por el sacramento del orden, sucesor de los apóstoles y pastor encargado del gobierno de una diócesis; en virtud de la colegialidad, comparte con el papa y con los demás obispos la responsabilidad sobre la Iglesia entera. Los obispos poseen símbolos distintivos que muestran su dignidad. En el catolicismo, usan vestiduras de color, un anillo y una cruz. En las ceremonias solemnes, llevan la mitra y el báculo. Es un líder espiritual que sucede al papa.