Justicia australiana pone en aprietos a Jhonny Deep

0
90

Las leyes en Australia son bastante estrictas cuando de especies animales se trata, sobre todo cuando no se declara el ingreso de un animal de otro país ni se hacen los estudios pertinentes. Esta es la escena que le tocó vivir a Johnny Depp, quien habría llevado consigo a dos perros en su avión privado hace un mes, omitiendo la declaración, por lo que ahora enfrenta problemas legales.

El actor de la saga Piratas del Caribe vive una escena amarga, ya que la Ley australiana le exige que los perros se coloquen en cuarentena para luego ser sacados del país, o en su defecto sagrificarlos.

Se trata de dos yorkshire terriers, llamados «Boo» y «Pistol», que fueron adquiridos por el actor luego de su incorporación a la grabación de Piratas del Caribe, posterior a su operación de mano en Estados Unidos.

«Solo porque se trata de Johnny Depp no se puede hacer una excepción a la ley», dijo el ministro australiano de Agricultura, Barnaby Joyce, que insistió en que los perros no pueden permanecer en el país.

«Si no lleva a Boo y Pistol de regreso, vamos a tener que sacrificarlos», alertó el ministro.