La ausencia de la autoridad municipal del transporte anarquiza a diario las tarifas

0
232

En las dos ciudades más pobladas del estado Bolívar, San Félix y Puerto Ordaz no existe verdaderamente una autoridad municipal del sector que regule o autorice las tarifas del transporte urbano o discuta con los gremios o propietarios de buses los precios de los pasajes, ante el proceso hiperinflancionario que se vive en el país.

En esta segunda semana de febrero de 2.020, el público usuario está sometido de nuevo a los vaivenes, no solo de la escasez de dinero en efectivo, sino a las actitudes groseras  y difamantes de los llamados colectores y los conductores de esas unidades movilizadoras de pasajeros, quienes a viva voz imponen al usuario el nuevo precio a pagar. Para ser trasladados de un punto a otro de la ciudad.

Fragmentan las rutas

En tramos que no llegan ni siquiera a 25 kms, los transportistas fragmentan, en muchos casos, en tres o cuatro partes las  rutas de 5 -10 Kms y proceden a cobrar Bs 80.000,00 y/o Bs 100.000 y si el pasajero paga con dos billetes de Bs 50.000,00 no le regresan el cambio.

Anarquía tarifaria

Así ocurre en rutas como Plaza del hierro (suroeste de Puerto Ordaz) hacia el sureste de San  Félix, donde el costo del pasaje ya está por el orden de Bs 150.000,00. Así usted vaya al Cruce de la UD 145, o por el contrario vaya a la Casa de la Mujer, casco central de San Félix se lo cobran completo, no le regresan su cambio.

Situación similar de, anarquía tarifaria, se observa en la ruta Plaza del Hierro, Urbanización Paratepuy, en Puerto Ordaz. Hasta allí Bs 80.000,00, si el pasajero se dirige hasta la barriada de Core, Teodokildas o Amazonas, está obligado a pagar ochenta mil bolívares más.

A este proceso de anarquización de las tarifas del transporte urbano, se adiciona la ausencia de funcionarios como reguladores del servicio,  ya que los incrementos en los precios de los pasajes urbanos siguen cada día y el usuario no tiene forma de defenderse.

Colectivos

Otra anomalía que sazona el transporte colectivo urbano, en perjuicio del ciudadano común, sobre todo en San Félix, es la presencia de los llamados “colectivos” y que controlan a su manera la organización del transporte urbano.

Es obvio que hay en estos grupos priva un interés económico, que lejos de propiciar organización lo que se siembra es el caos en el servicio de transporte urbano.

Saturación de pasajeros

A esta serie de problemas, está la saturación de pasajeros en los colectivos , quienes viajan apretujados sin tomar en cuenta normas de bioseguridad, por la pandemia.

Es común observar en los pasajeros, abordar un colectivo sin “mascarillas y/o tapa bocas”, al conductor o al colector no les importa, lo que priva es el interés económico ante la salud de la ciudadanía.

Usuarios hacen el llamado a las autoridades para que los funcionarios municipales tomen el control de esta situación que afecta a los ciudadanos diariamente. Armando Gruber