La carne importada

0
85

Del tamaño del negocio de importar a Venezuela carne y ganado de Brasil con dólares Cencoex a Bs. 6,30 da cuenta la factura en 2014 de US$ 1.456 millones. Las compras de carne totalizaron 170.000 toneladas (TM) por US$ 901 millones y precio promedio 5.311 US$/TM. De ganado para matadero se importaron de Brasil 526.000 cabezas por US$ 555 millones al precio promedio de 1.055 US$/cabeza. En 2015 con menos disponibilidad de dólares Cencoex, de enero a abril se compraron en Brasil 26.644,6 TM de carne por valor FOB de US$ 150.085.419,64, valor promedio FOB de 5.632,85 US$/TM o 5,63 US$/kg que al cambio Cencoex son 35,49 Bs./kg. Mientras se vende aquí al detal sobre los 800 Bs./kg con más de 2.000% de margen sobre costo FOB.

Siendo la población 2015 de Venezuela de 30.620.404 habitantes (INE/base censo 2011), las 26,644,69 TM de carne importada desde Brasil entre enero y abril 2015, equivalen a una oferta al consumo de 870 gramos de carne por habitante en el período, algo más de un cuarto de kilo (290 gramos) mensual por habitante. De mantenerse dicho volumen, al final de 2015 la disponibilidad de carne importada de Brasil por habitante sería de 3,48 kg.

Si a esto se añaden como van las importaciones de ganado en pie para matadero desde Brasil, puede que una cantidad similar de carne sea disponible al consumo. Sin embargo está por verse si el cambio Cencoex de 6,30 Bs./US$ seguirá rigiendo para dichas importaciones con el cambio paralelo superando los 400 Bs./US$. También está la pregunta de hasta dónde los consumidores con su mermado poder adquisitivo, podrán seguir pagando los precios especulativos.

Debido a esto, la oferta importada de carne y ganado para matadero va a disminuir sensiblemente en 2015. Además siendo insuficiente la producción nacional, la menor oferta total impactará el consumo de carne de res en Venezuela en 2015 que estará muy reducido al nivel estimado entre 12 y 14 kg/habitante/año. La política cárnica debe por tanto revisarse para impulsar la ganadería nacional, no la de Brasil y otros países. La carne importada con Cadivi o Cencoex nunca «barata» fue ni será. Económica y financieramente lo viable es producir aquí más carne para comer y exportar, desarrollando el potencial ganadero de Venezuela.

ppinate@gmail.com