«La casa Gucci»: La familia Gucci dice que la película es un «insulto» a su legado

0
1682

Cuando Hollywood decide llevar a la gran pantalla una historia real, tiene que asumir el riesgo de que sus protagonistas (reales) se pongan en su contra. Y la familia Gucci, cuya vida y escándalos se han utilizado para la película «La Casa Gucci» de Ridley Scott, no está para nada contenta. Hablan de un retrato «insultante» para el legado de la marca y de una experiencia «extremadamente dolorosa» para toda la familia en un extenso comunicado hecho público esta semana.


El texto comienza: «La familia Gucci toma nota del estreno de la película ‘La Casa Gucci’ y está un poco desconcertada porque, aunque la obra afirma querer contar la “historia real” de la familia, los temores suscitados por los tráilers y entrevistas difundidos hasta ahora se confirman: la película lleva una narrativa que está lejos de ser precisa». Y continúan: «La producción de la película no se molestó en consultar a los herederos antes de calificar a Aldo Gucci —presidente de la empresa durante 30 años— y a los miembros de la familia Gucci como matones, ignorantes e insensibles al mundo que los rodea, atribuyendo a los protagonistas hechos, un tono y una actitud que nunca les perteneció. Esto es extremadamente doloroso desde el punto de vista humano y un insulto al legado sobre el que se construye la marca hoy».

El comunicado está firmado por los herederos de Aldo Gucci (al que interpreta Al Pacino en la película), y critica duramente cómo se han reescrito los hechos con una imagen errónea. El filme cuenta, a lo largo de tres décadas de amor, traición, decadencia, venganza y, en último término, asesinato: el de Maurizio Gucci (Adam Driver) orquestado por su exmujer Patrizia Reggiani (Lady Gaga). También aparecen en la película Jeremy Irons como Rodolfo Gucci (padre de Maurizio), Jared Leto como Paolo Gucci (hijo de Aldo) y Salma Hayek como Giuseppina «Pina» Auriemma.

Sin embargo, parece que el estelar elenco no ha asombrado a los Gucci. «Más objetable aún es la reconstrucción que se vuelve desconcertante casi hasta el punto de la paradoja cuando llega a sugerir un tono indulgente hacia una mujer que, definitivamente, fue condenada por haber sido la instigadora del asesinato de Maurizio Gucci. Está pintada no solo en el película, sino también en las declaraciones de los miembros del elenco, como una víctima que intentaba sobrevivir en una cultura corporativa masculina y machista. Esto no podría estar más lejos de la verdad», indica el comunicado.

«Además, a lo largo de sus 70 años de historia durante los cuales fue una empresa familiar, Gucci fue una empresa inclusiva. De hecho, precisamente en la década de 1980, el contexto histórico en el que se desarrolla la película, las mujeres ocupaban varios puestos importantes: ya fueran miembros de la familia o ajenos a ella, entre ellos se encontraba la presidenta de Gucci America, la directora de relaciones públicas globales y comunicación y miembro de la junta directiva de Gucci America», continúa la misiva.

Finalmente, los firmantes aseguran que «Gucci es una familia que vive honrando el trabajo de sus antepasados, cuya memoria no merece ser perturbada para escenificar una película que no es cierta y que no hace justicia a sus protagonistas». Por desgracia para ellos, «La Casa Gucci» está siendo todo un éxito en taquilla, y algunos de sus protagonistas (especialmente Lady Gaga) ya se postulan como candidatos a los Oscars 2022. Fotogramas