La Cruz Roja pide ayuda para los afectados por el tifón en Filipinas

0
473

La Federación Internacional de la Cruz Roja lanzó este domingo una campaña urgente para recaudar más de 21 millones de dólares (19 millones de euros) para asistir a unas 400.000 personas afectadas por el tifón Rai en Filipinas.

«El apoyo internacional permitirá a cientos de miles de personas reconstruir sus hogares y vidas afectadas. Los equipos de la Cruz Roja están informando de una devastación completa en áreas costeras», indicó en un comunicado el presidente de la Cruz Roja en Filipinas, Richard Gordon.
«Hogares, hospitales, escuelas y edificios comunitarios han sido destruidos», agregó Gordon, quien precisó que voluntarios de la Cruz Roja ya están asistiendo a los supervivientes con atención sanitaria, medicinas, agua y comida, reseñó EFE.

Al menos 31 personas han muerto y más de 488.000 han quedado desplazadas debido al tifón, que tocó tierra el pasado jueves en la región central del archipiélago y salió el sábado del territorio filipino tras dejar un rastro de destrucción.

En su último informe, el Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres (NDRRMC, siglas en inglés) señaló que hay más de 3.700 viviendas dañadas, así como 227 localidades sin electricidad y 22 carreteras afectadas.
El embate del tifón, conocido como Odette en el país y el decimoquinto en llegar a Filipinas este año, ha pasado por unas nueve islas donde ha arrancando los techos y provocado daños en numerosos edificios.

El tifón, que tocó tierra el jueves con vientos de hasta 240 kilómetros por hora, salió el sábado de Filipinas tras causar inundaciones y corrimientos de tierra, lo que ha cortado las comunicaciones en las regiones de Visayas y Mindanao.

La Guardia Costera filipinas indicó este domingo que hay más de 1.700 pasajeros varados debido al daño causado por el tifón en puertos de la región.
Según la cadena CNN, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, supervisó el sábado desde un avión la isla de Siargao, una de las más afectadas por el tifón y también tiene previsto visitar otras zonas de la región este sábado.

Muchas provincias, incluidas Cebu, Bohol y Guimaras, han sido declaradas zonas de desastre debido a los daños sufridos.
Un promedio de 20 tifones azotan Filipinas cada año y el más destructivo fue el supertifón Haiyan, el mayor de la historia reciente de Filipinas y que en noviembre de 2013 golpeó las islas de Samar y Leyte, matando a unas 7.000 personas y dejando a 200.000 familias sin hogar.

Filipinas es uno de los países más vulnerables a la crisis climática debido a los desastres naturales y, además, se asienta sobre el llamado «Anillo de Fuego del Pacífico», una zona que acumula alrededor del 90 % de la actividad sísmica y volcánica del planeta. AGENCIAS