La delincuencia no respeta ni la religión

0
128

Feligreses y ciudadanos en compañía del padre Humberto Marchán, decidieron tomar pacíficamente las calles del centro de San Félix para denunciar los robos y atropellos a los que han estado siendo sometidos diariamente.
El robo más reciente, ocurrió la semana pasada, cuando golpearon y robaron a tres jóvenes pertenecientes a la iglesia cuando se disponían a salir de la misa del miércoles de cenizas. Este hecho quedó registrado por la mirada de varios transeúntes que no podían hacer absolutamente nada por miedo a que se tomaran acciones contra ellos.

ROBO A PIES DE LA ALCALDÍA
Para el padre de la parroquia, las autoridades han estado completamente desligadas de sus funciones y considera que es una burla que sean focos de robos y atracos cuando la iglesia está ubicada a pocos metros de la sede de la alcaldía de Caroní.
«Me siento completamente decepcionado de las autoridades que se suponen deben protegernos de la delincuencia que azota a nuestra ciudad, pero más decepcionado me encuentro cuando esos robos son perpetuados a pocos metros de la sede de la alcaldía de Caroní. La iglesia María Inmaculada Concepción es la única iglesia de toda Ciudad Guayana que no cierra sus puertas. Estas permanecen abiertas de 7:00 am a 700 pm por lo que ha sido vista como un punto fácil para que los delincuentes hagan de las suyas».

PLAZA BOLÍVAR: GUARIDA DE DELINCUENTES
Para muchas personas, la plaza debería de ser una de las más seguras de la ciudad por su cercanía con la alcaldía de Caroní y las oficinas de la gobernación del estado. El padre Marchán no sale de su asombro al recordar los tiempos en que todos podían transitar sin miedo por la plaza y en la que las autoridades no dejaban ni siquiera pasar con bolsas en las manos por respeto al libertador. Tristemente la realidad es otro.
«La Plaza Bolívar de San Félix era sinónimo de seguridad y de buen mantenimiento publicó. Lastimosamente estamos en otros tiempos y en una realidad que dista de la que vivíamos antes. La plaza se ha convertido en una guarida de delincuentes y en donde la prostitución se observa con completa normalidad. He observado a funcionarios de la policía en la plaza rodeados de prostitutas cuando su trabajo es el de protegernos».

PIDEN AYUDA
Feligreses se unen al llamado del padre Humberto Marchan, quien solicitó a las turbiedades competentes velar y proteger la integridad física ante la ola de delincuencia que azota la ciudad.
«Nuestro llamado, desde la parroquia Inmaculada Concepción es para que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto referente a este tema. Estamos cansados de los robos, los cuales se han convertido en el pan nuestro de cada día».

ROBO DURANTE LA MISA
Al momento de realizar la misa y la posterior marcha para denunciar los robos de la parroquia, sorprendentemente se reportó el hurto de una batería a un vehículo estacionado justamente al frente de la iglesia. El afectado, Jesús Luna, manifestó que se trasladó de Unare a San Félix solo para ir a la misa y que al salir de la iglesia, se encontró con tan lamentable escena. «Es impresionante que vine a apoyar a la parroquia por los robos y salí robado. No entiendo cómo pueden pasar estas cosas teniendo al frente de la iglesia la sede de la alcaldía de Caroní. ¿Dónde están las autoridades que deberían de resguardar nuestra vida?».