La metalurgia y la Venezuela potencia

0
35

Un encuentro entre Ingenieros Metalúrgicos, luego de algo más de 35 años de graduación, me ha servido para poner al descubierto que entre profesionales y técnicos con diferentes visiones y tendencias ideológicas, mantienen total coincidencia, en materia de “opiniones diversas” acerca del desarrollo nacional.

Conceptos diferentes como País potencia vs. Desarrollo industrial y tecnológico del País, tienen idénticas definiciones y objetivos: elevar el desarrollo tecnológico e industrial del país a niveles que pueda sostenerse y producir en el país la mayoría de nuestras necesidades de consumo de bienes y servicios básicos.
Rentismo petrolero, promoción del trabajo productivo, altos niveles de desempleo de ingenieros pertenecientes a promociones recientes en todas las ramas de ingeniería. Altos índices de fuga de talentos, con altísimos niveles de experticia, captados día a día por empresas transnacionales, son algunas de esas “opiniones diversas” a que anteriormente aludía.
Para varias décadas, SIDOR ha significado para las generaciones de egresados metalúrgicos “Una Segunda Escuela”. Mucho antes de inicio del plan IV de SIDOR, que sirvió para ampliar su capacidad de producción en 4 Millones de Ton anuales de hierro líquido. Generaciones tras generaciones de Ingenieros Metalúrgicos se formaron en sus instalaciones, dieron su mayor aporte y muchos de ellos ya experimentados, se fueron desplazando al resto del parque industrial del país. Dieron sus mayores esfuerzos y fueron dejaron allí su juventud. Todo este esfuerzo, representa el aporte necesario y pilar fundamental del desarrollo de la industria nacional y así llegar a la Venezuela Potencia. ¡Eso no es poca cosa!.
Quiénes mejor que ellos, pueden narrar esa historia forjada en los últimos 40 años. Es decir, vivencias de los altos y bajos acontecidos en el proceso de industrialización ocurrido dentro de la industria nacional. Las experiencias y experticias, acumuladas, en este extenso período, representan un tesoro incalculable. Sus protagonistas, representan una especie de “Concejo Rectoral de Consultores”. Experiencias que deben ser registradas, para convertirlas en un legado para las futuras generaciones.
Aciertos y errores, convertidos en ciencia y tecnología. Experiencias convertirlas en conocimientos, conocimientos convertidos en “Cómo hacer las cosas” y de esta forma, multiplicado el ensayo, llegar a la Venezuela potencia que todos deseamos.
Regresando a nuestro caso particular: una muestra extensiva de Profesionales Metalúrgicos de amplia experiencia, pero dotada con diversos motivos, pensamientos y pasiones de influencia política. Bajo esta premisa, nos hicimos la pregunta: Cómo establecer una discusión ordenada y sincera acerca de la problemática actual de Sidor. Pues, esto es posible y vamos a iniciarla.
Con esta introducción, esperamos iniciar cuanto antes, discusiones de las problemáticas que han afectado y afectan a los sectores industriales. La meta, llegar a conclusiones y recomendaciones que se conviertan en un aporte para el desarrollo nacional. Las mismas, para ser más explícito, serán extensivas a toda la industria metalúrgica, metalmecánica y en general de conformado de metales.
Finalmente, esperamos hacer llegar estos documentos a las instancias gubernamentales, que tengan la responsabilidad rectora en materia de desarrollo tecnológico e industrial. Esperando tengan oído. Puesto que solo hasta aquí, podemos llegar.

Anuncia con Nosotros