Las elecciones dejaron rastros

0
94

No se trata de a quién escojas y de lo que tardas en una cola para poder votar. El desempeño de una campaña electoral arropa desde seleccionar a los protagonistas para ser presentados a la sociedad, hasta implementar medidas publicitarias.
El plástico es uno de los agentes más contaminantes en el medio ambiente, pero el papel no se salva de estar en la lista de los más molestos en cuanto al mal uso que se le propicia.


Desde octubre de 2015, la ciudad se envolvió en un mar de carteles, vayas y pendones publicitarios que no apoyan los brillos que tienen las distintas localidades adornadas con arreglos navideños.

Los niños creen en Santa, es tradición escribir la carta al Niño Jesús y colocarla en el arbolito de la casa o en cualquier lugar abierto donde la Navidad esté presente.

Varias plazas de Ciudad Guayana ya recibieron la Navidad y con ellas los volantes, símbolo del proselitismo político, que se quedaron en ellas. El encendido del arbolito en la plaza La Navidad logró acoger a más de 500 familias que decidieron observar las luces y regalarse un abrazo mientras disfrutaban de la armonía, paz y tranquilidad que les transmite ese momento.

NO SON LUCES
De colores blancos y rojos eran los volantes que se observaban alrededor de las plazas, algo que para los visitantes «no calaba» en ningún momento. La limpieza de la ciudad, depende de los entes gubernamentales, pese a eso cae sobre su responsabilidad la mala intensión que tengan los partidos políticos, en dejar las calles sucias, sobre todo en espacios para el disfrute familiar.

Las cajas de regalos en la redoma de Otilio, en San Félix, tienen sus cartas, no realizadas por ciudadanos en busca de deseos, los papelitos tienen los mensajes para que pudieran escoger a diputados en los pasados comicios electorales.

Decidir qué hacer, es muy fácil, lugareños esperan que los jefes de campañas políticas puedan colaborar con la limpieza de toda la ciudad. Que se encuentren aseados los espacios públicos para que los niños, niñas, jóvenes y adultos puedan respirar el olor a navidad.
La redoma del paseo Rotary, en Puerto Ordaz, no se salva de la mala distribución de los folletos. Amarillos, blancos, azules, rojos y anaranjados son los colores que resaltan en su entorno.

Las cuadrillas de limpieza en el municipio Caroní representan un papel fundamental para colocar brillo a lo que ya se mal organizó. La concientización de los ciudadanos ayudará a mejorar la problemática.