Las mentiras de Maduro (y II)

0
61

Además, al escuchar la cadena nacional de ayer, me enteré que una supuesta proclama, anunciando el golpe de Estado, habría sido dictada por el señor Carlos Osuna Caraco, amigo personal de Antonio Ledezma, a través del SKYPE, a un oficial, que resultó ser un funcionario de inteligencia. En realidad, el montaje es demasiado burdo. Es imposible entender que un grupo de oficiales, comprometidos en un golpe de Estado, necesiten solicitar que le dicten lo que van a decir al tomar el poder. La noche anterior a la cadena, yo escuche la entrevista que le hizo CNN al capitán Héctor Noguera Figueroa. Creo que él sí dijo la verdad: «Somos un grupo de oficiales subalternos que pensábamos leer una proclama, con el rostro enmascarado, para mostrar el descontento existente en la Fuerza Armada Nacional».
Es sorprendente, que el general Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa, no haya tenido el carácter para oponerse a tan lamentable espectáculo. El conoce perfectamente bien que siete oficiales subalternos no pueden dar un golpe de Estado y que el cuento del Tucano no lo cree nadie. Tanto Maduro como el general Padrino tienen que conocer las causas del fracaso de Hugo Chávez el 4 de Febrero. Ese día se insurreccionaron, nada más ni nada menos, que la brigada de paracaidistas, la brigada blindada, el regimiento Codazzi, los grupos de artillería Monagas y Freites y el batallón misilístico Ezequiel Zamora. De todas maneras, Hugo Chávez, con todo ese poder de fuego, se rindió a las 6:30 A.M. y la situación militar fue controlada antes de las 12 M. Conocían de antemano, que sin el respaldo de un mayor porcentaje de la Fuerza Armada era imposible triunfar. En la tarde, se encontraban detenidos cerca de 400 oficiales. Con razón somos el hazmerreír del mundo. En definitiva, todo el montaje publicitario lo único que busca es justificar la detención de Antonio Ledezma. Lo inaceptable fue olvidar el honor de la Fuerza Armada. Nacional.
fochoaantich@gmail.com
@FOchoaAntich.