Las primarias del PSUV

0
84

Debemos felicitar a todos aquellos que asistieron de cuerpo presente a votar en las primarias del PSUV, entre otras cosas porque encontraron una razón para hacerlo y eso es absolutamente legítimo. Sin embargo, en descargo de mis detractores, adelanto que es totalmente legítimo dudar de los resultados hechos públicos por la cúpula.

Suponer, cuando vimos centros vacíos, que en promedio hubo electores de manera permanente cada 18 segundos en cada mesa no es solo malsano sino irrisorio. Denuncias como las de compañeros del Movimiento 4F en Guasdualito, que en medio de una inundación se aterrorizan al ver que el PSUV afirma haber movido para estas primarias más gente que la que lograron activar a favor de su candidato a alcalde en las últimas elecciones que convocó a 10 500 personas a votar.

Sin embargo otras denuncias son aún más delicadas. En el caso de Falcón, la denuncia del Frente Nacional Chávez Vive es que candidatos como el exgobernador Montilla pactando con organizaciones opositoras como AD. Este fenómeno parece reproducirse en el estado Zulia como consecuencia de una pugna entre caudillos.

Otros caso denunciado fue la utilización de recursos del Estado en el reparto de comida para promover candidaturas e incluso extorsionar la inclinación del voto a cambio de más ayudas, estas denuncias se lograron escuchar en Lara y Sucre.

Sin embargo, también sabemos de gente que salió a votar con la esperanza de poder promover gente distinta a las postuladas por las cúpulas burocráticas, gente que lamentablemente vio frustrado nuevamente este esfuerzo.

Otro descontento generalizado se expresa cuando la gente pensó que estaba votando por principales y suplentes, y sólo se proclaman a los principales ya que los suplentes pasan a ser designados por el «dedo» o cooptación de las cúpulas.

Una cosa delicada ha sido la denuncia a la que no se le ha dado respuesta de la aparición del número de cédula de los votantes en el comprobante que se deposita en la urna, y por último, la impropia e inoportuna declaración del presidente Maduro cuando afirma que constatará con los libros de asistencia de los centros quién fue o no a votar, como método de amedrentamiento a aquellos que decidieron no participar siendo del PSUV o empleados públicos, en especial de alcaldías y gobernaciones.

No fui a votar como el 84,5 % de los venezolanos que pudieron haberlo hecho según las cifras oficiales (y como el 95 % que tampoco lo hizo en las elecciones de la MUD), sin embargo es imposible determinar cuántos de los militantes inscritos en el Psuv verdaderamente asistieron al evento, excepto para el Presidente que en lugar se discutir con las bases del proceso medidas para salir de la crisis, hurgará en los cuadernos a ver quién del PSUV fue o no fue a las primarias.

En todo caso, insisto en afirmar, que así como hemos denunciado las farsas numéricas de las primarias de la MUD, es lamentable que no podamos decir algo distinto del PSUV. Cuando Capriles fue electo por sus bases como candidato afirmaron que había sido electo por más de 3 millones de votos, pero igual Chávez le ganó, no olvidemos eso.