Le destrozaron el rostro a plomo en Las Batallas

Agentes del Eje de Homicidios iniciaron las averiguaciones correspondientes para dar con la ubicación de los asesinos. Se desconocen mayores detalles pues el occiso no era del sector.

0
356

La ráfaga de tiros que se propagó por la calle La Laguna del sector Las Batallas, en San Félix, fue el despertador de muchos lugareños que apenas se levantaban para cumplir con sus labores diarias. Cuando se asomaron, avistaron un masculino que reposaba sobre el monte.

El hecho trascendió cerca de las 6:30 de la mañana de este martes cuando un vehículo sin características precisadas se estacionó bruscamente en una calle de poco transitar. Bajaron a la víctima a empujones y uno de los ocupantes, le disparó sin piedad.

A los testigos les costó soltar los detalles que conocían respeto al homicidio, pues aún estaban empavorecidos por el acontecimiento y más aún al desconocer de dónde provenía el ataque y la víctima. De algo si estaban seguros: los sicarios no eran azotes de la comunidad.

Presuntamente, el hoy occiso que respondía al nombre de Johan José Lezama Coa, de 21 años, fue raptado de algún sitio cuando apenas amanecía. Lo sometieron y llevaron hasta el recóndito callejón, en Las Batallas, considerando lo escondido del lugar para asesinarlo.

La misma gente señaló que los carros o motos que transitan son solamente de conocidos y vecinos, cuando notaron la presencia del vehículo “fantasma” supieron que algo malo estaba sucediendo.

A la víctima la bajaron sin zapatos, se desconoce si se los robaron o si de donde lo raptaron, ya no estaría calzado. Lo cierto es, que el móvil de robo se fue descartado pues el ensañamiento fue tan brutal que los tipos no dejaron de dispararle hasta verlo muerto.

Más de cinco tiros recibió en el rostro y uno en el pecho. Su muerte fue instantánea.

Presencia policial

Funcionarios de la brigada motorizada del CCP 11 de Abril acudieron al resguardo del cadáver hasta la llegada de los detectives, quienes pesquisaron la escena. No hallaron evidencias de interés criminalístico, levantaron el cadáver e iniciaron las averiguaciones correspondientes.