Le dieron catorce tiros para robarlo

0
180

Franklin José Carrera Granado, de 28 años, fue ultimado en el sector de Cambalache, el hecho registró aproximadamente a las 7:30 p. m. del domingo.

Familiares de la víctima comentaron que Franklin salió de su residencia ubicada en el barrio Ricaurte de la UD 145, el sábado en horas de la tarde. El hombre se fue a casa de su hermana en Cambalache, a llevar un colchón inflable y un equipo de sonido para el cumpleaños de su sobrina. Su hermana, Oneida Carrera, indicó que Franklin se quedó para estar presente en el cumpleaños de la niña. Al culminar la celebración, el hombre se fue a una pequeña tasca que queda allí mismo en el sector. Seguidamente durmió en la casa de otra hermana, quien reside en el sector Loma Linda de Cambalache. A las ocho de la mañana regresó a la residencia donde habían celebrado el cumpleaños, allí se bañó, se cambió de ropa y salió nuevamente.

Oneida señaló que pensaron que Franklin se había ido a trabajar, por lo que estaban tranquilos, y que a eso de las 7:30 p. m. una ráfaga de disparo alertó a los residentes.
Los familiares de Franklin, quienes estaban cenando, escucharon las detonaciones y poco tiempo después salieron de la vivienda a ver qué había pasado. La sorpresa fue escuchar, «mira mataron al cuñado de El Pelón», como es conocido cariñosamente el esposo de la hermana de Franklin.
Todos corrieron a ver si aún Franklin estaba con vida. Oneida, quien es paramédico, lo examinó y notó que no tenía pulso, además de observar que había sido afectado por el paso de varios proyectiles.

Los dolientes señalaron que el occiso no tenía ninguna de sus pertenencias. Así mismo informaron que el hombre había cobrado 8 mil bolívares de un susu, que tampoco tenía en sus bolsillos. Oneida comentó que los vecinos le dijeron que en horas de la madrugada varios sujetos iban persiguiéndolo para robarlo. Sin embargo todos comenzaron a gritar y los malhechores se fueron.

ESTABA EN LA GALLERA

Moradores del barrio relataron que Franklin estaba en la gallera ubicada a escasos metros de donde lo asesinaron. Destacando que pudo haber tenido alguna discusión con algún antisocial y este quiso vengarse. Catorce tiros entre el pecho y la cabeza hacen pensar que se trató de una venganza. Algunos allegados relataron que eran dos sujetos, quienes al ver que Franklin estaba vivo, se regresaron y lo «remataron».

«LOS CAPOS» AZOTAN EL SECTOR

Habitantes de Cambalache informaron que en el sector opera una banda conocida como «Los Capos», quienes mantienen azotados a todos los residentes. Los maleantes se dedican a robar dentro de las viviendas y a los transeúntes que se consiguen en el camino. Los vecinos hacen un llamado a las autoridades policiales, a fin de que realicen el patrullaje correspondiente en la citada localidad. Los lugareños finalizaron apuntando que temen por sus vidas al realizar este tipo de denuncias, pues «Los Capos» son de armas tomar.