Le dijo que la acompañaría hasta su casa y luego la violó

0
124

«Quédate tranquilita, que no te voy hacer nada malo», «Quédate quieta o te doy una puñalada», «si te mato, aquí nadie te va a encontrar», «me vas a decir que nunca has estado con un hombre», fueron las palabras que le decía el depravado a la mujer de 34 años, quien bajo amenaza de muerte fue violada.
El lunes la mujer como todos los días se fue a su trabajo y al retornar el transporte de la empresa para la cual labora, a eso de las 12:00 pm, la dejo frente a una pollera en el sector I de 25 de Marzo, a cuatro cuadras de su residencia.
La fémina al bajarse del transporte comenzó a caminar rápidamente, aprovechando que todavía estaban unas personas transitando en la calle, no sintió temor alguno. Cuando había caminado una cuadra, un sujeto le salió sorpresivamente, «llevaba en sus manos una tijera de podar plantas», el hombre le dijo «no te preocupes, yo no te voy a robar, te voy acompañar, porque esto es muy peligroso». La mujer, quien había visto varias veces al sujeto por el sector, estaba asustada y nerviosa. Sin embargo siguió caminando, pues no hallaba que hacer, la penumbra y la soledad de la noche ya se había apoderado de la calle. Seguidamente el depravado sexual aprovechó la oportunidad y amenazándola con la tijera, la metió a un callejón, donde la tiro al suelo.
El hombre desesperadamente le rasgó la ropa y le comenzó hacer sexo oral, ella lloraba y le decía «no me hagas esto vale, si quieres te doy dinero», sin embargo el depravado se enfureció y la obligó a masturbarlo, «me ves porque, así no me éxito», «y no llores porque si no te mato», le repetía una y otra vez a su víctima.
Seguidamente el degenerado le quitó toda la ropa y se dispuso a penetrar a la mujer, quien entre lágrimas le gritaba, «no por favor, yo tengo problemas en los ovarios», «déjame ir chico, viste que no tienes palabra», «mis hijos me esperan, no seas malo». Ah lo que el violador respondió, » a tienes problemas en los ovarios, entonces voltéate», la pobre mujer dócil susurraba, «no vale no seas así déjame ir».
El sujeto no tuvo compasión de su víctima y la violó salvajemente por la región vaginal. Después que el enfermo satisfizo sus más oscuros deseos sexuales, le dijo «vístete, que te voy acompañar».

«NO ME VAYAS A ECHAR PAJA»
Efectivamente el hombre siguió acompañando a la mujer recalcándole a cada rato, «no me vayas a echar paja, ya sabes», «no te preocupes, que cuando tu pases por aquí, yo no te voy hacer más nada, solo te voy acompañar». La mujer llena de valor le decía, «claro mi negrito, no te preocupes que yo no voy a decir nada», «quédate quieto». Faltando una cuadra para llegar a su casa, el violador la dejo sola, la pobre mujer salió corriendo llorando y llego a su casa. Allí estaba su hijo de 15 años, quien se dio cuenta que algo le había pasado a su madre, por lo que inmediatamente llamó a su tío; quien se enfureció al enterarse que habían violado a su hermana. Desde ese momento, el hombre junto a otras personas emprendió la búsqueda del enfermo sexual.

COMUNIDAD CASI LO LINCHA
La víctima, por temor no quería denunciar el hecho; sin embargo su familia la convenció y el martes en la tarde fueron al C.C.P 11 de Abril, donde denunciaron lo ocurrido. De allí la fémina fue al Cicpc, para ser evaluada por el médico forense, quien determinó que la mujer fue abusada sexualmente.
Héctor Luis Brito López de 30 años, el hombre que abuso de la dama, era conocido en el sector, pues siempre deambulaba en las calles. Por lo que toda la comunidad al enterarse del horrendo hecho, estaba pendiente. Tres días tardaron para encontrarlo, fue hasta la madrugada de ayer, cuando fue visto por varias personas, quienes lograron captúralo y decidieron lincharlo; la turba enardecida tomó la justicia en sus manos y lo golpeó salvajemente, sin embargo después de darle la paliza decidieron llevarlo a la comisaría.

EMPRESA DEBE ASUMIR RESPONSABILIDAD
Se conoció que la víctima trabaja en el área de mantenimiento del Centro Comercial Orinokia Mall, por lo que los familiares y la comunidad, hacen responsable del hecho, a la contrata para la cual labora. Destacando que a esa hora, deben dejar a la trabajadora en su casa. «No pueden dejar a una persona en una parada a las 12: 00 de la noche».